ES PREÁMBULO A LA FIRMA DE UN CONVENIO DE INTERCAMBIO ACADÉMICO ENTRE LA OIV Y LA UABC

Por Karla Navarro

Ensenada, B.C.- La Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) firmó una carta de intención con el Consejo Mexicano Vitivinícola, Provino y la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) en aras de formalizar su colaboración con un objetivo en común: formar especialistas en vitivinicultura.

La firma se realizó en el marco de la visita de estudiantes de la maestría en Ciencias en Administración de Bodegas y Viñedos, que ofrece la OIV, quienes arribaron por primera vez a Baja California y México procedentes de Francia, Estados Unidos y China.

En el evento celebrado en la UABC campus Ensenada, Hans Backhoff Guerrero, presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola, destacó que las relaciones entabladas por los productores con instituciones científicas y universitarias han sido fundamentales para el crecimiento de la industria.

“Ha sido parte fundamental para estas nuevas generaciones que tengan la información correcta y que estemos adecuadamente integrados a la parte tecnológica de lo que es la industria”, mencionó.

Es lo que se necesitaba, agregó, para traer a estos nuevos talentos dentro del país y poder retenerlos, y así lograr avances importantes para crecer como sector.

El presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola, organismo que representa a 14 estados productores de uva, refirió que aunque el consumo promedio de vino anual en México sigue siendo bajo –un litro per cápita–, en los últimos 20 años la industria registra un crecimiento de dos dígitos.

Previo a la firma, Fernando Pérez Castro, presidente de Provino, recordó que Baja California es la región vitivinícola más importante del país, con más de 4 mil hectáreas destinadas al cultivo de uva.

“La mayor parte de los productores somos primera generación, lo cual significa que este intercambio no solamente va a ser fructífero para los estudiantes, sino también para nosotros, y esperamos aprender tanto o más nosotros de ellos, que lo que ellos podrán aprender también de nuestra experiencia”, apuntó.

La firma de la carta de intención fue encabezada por Nicolas Goldschmidt, director de la maestría de la OIV, y Mónica Lacavex Berumen, vicerrectora de la UABC campus Ensenada, quien manifestó su satisfacción por recibir a los estudiantes y confió en que la colaboración derive en más relaciones entre la industria y el sector académico de Baja California con la OIV.

Goldschmidt, por su parte, expuso que el programa de maestría de la OIV inició hace 31 años con dos países de Europa, y desde entonces ha recorrido 25 países, siendo esta la primera vez que visita México.

“Estaremos tres días, es poco tiempo, tenemos que tratar de absorber lo más que podamos sobre la industria vitivinícola mexicana, la gastronomía, su cultura y esperamos poder colaborar más a futuro”, comentó.

Tras la firma de la carta de intención, se espera que la colaboración se plasme en un convenio para que estudiantes y académicos de la Escuela de Enología y Gastronomía de la UABC realicen intercambios con la OIV, además de que ambas instituciones podrán acceder a la información que cada una genera sobre la industria vitivinícola regional y global.