LA UABC SE INSTRUYE EN LA TÉCNICA DE RESONANCIA MAGNÉTICA NUCLEAR

Por Nicté Madrigal

Ensenada, B.C.- La Universidad Autónoma de Baja California (UABC), en colaboración con la Consejería de Agricultura de La Rioja, España, desarrolla un proyecto para determinar la autenticidad de los vinos elaborados en Baja California.

Para ello, Liliana de Rocío Castro López, coordinadora de la Licenciatura en Enología de la UABC, acudió a la Estación Enológica de Haro, donde, como responsable del proyecto de la máxima casa de estudios, es instruida por Eva López Rituerto, encargada del equipo de Resonancia Magnética Nuclear (RMN), técnica utilizada para comprobar la autenticidad de los vinos.

La capacitación se enfoca en esta técnica y el equipo para, posteriormente, reunir los resultados.

Liliana de Rocío, explicó desde España, que el equipo de RMN tiene una base de datos de más de 6 mil vinos de todo el mundo, a través de estadística ya predictiva, y mediante el modelo del “Wine Profiling”, es como se determina la autenticidad de los vinos.

“De hecho, discrimina o determina añadas, variedades y a la vez arroja 32 compuestos químicos de manera precisa en el vino que sea analizado”, explicó.

Destacó que todo está patentado por la compañía alemana Bruker, quienes llevan la batuta en todo lo referente a la Resonancia Magnética Nuclear.

La estación enológica trabaja bajo la metodología descrita y estandarizada por Bruker. Además, la Estación Enológica de Haro es un laboratorio certificado para el análisis de calidad de los vinos.

No se harán públicos casos fraudulentos

“Nuestro interés como investigadores es dar un dato duro respecto a la autenticidad de los vinos mexicanos. No queremos ni debemos dañar al sector vinícola. De hecho, nuestros resultados serán confidenciales. No diremos nombres de bodegas”, declaró Liliana de Rocío Castro.

Asimismo, enfatizó en la importancia de darle al consumidor la certeza de que lo que compra y consume sea realmente lo que dice etiqueta.

“Todo se reduce a una trazabilidad del producto llamado vino”, acotó.

Estimó que, al mismo tiempo, se puede ir construyendo y determinando la caracterización química de los vinos de la región, a través de estos 32 componentes químicos que arroja la RMN.

Químicamente hablando, debe identificarse algo que caracterice a los vinos de Baja California.

Cabe destacar que Liliana de Rocío Castro decidió invertir recursos y vacaciones en este proyecto, ya que le permitirá superarse académicamente y aprender nuevas técnicas de investigación.

“Como profesor-investigador, creo fundamental la colaboración y vinculación con grupos de investigadores internacionales que tengan más experiencia y que puedan ayudarnos a crecer en todo sentido”, expresó.