Mexicali se ha consolidado como una de las tierras más prósperas para la industria aeroespacial, ciudad que actualmente alberga a cerca de 40 empresas del rubro con una generación de 16 mil empleos.

Con Estados Unidos como principal inversor y destino de exportaciones de la manufactura aeroespacial en Mexicali, su ubicación geográfica es privilegiada al ubicarse en la frontera.

No obstante, la capital bajacaliforniana se ha convertido también en puerta de negocios para otros países como Canadá, Francia, Alemania, entre otros.

Aunque se trata de una industria pujante y en constante desarrollo, Victor Hidalgo, presidente de Aerospace Alliance of Baja California, aseguró que la atracción de inversiones que impulsen proyectos de diseño y desarrollo dependerá de que se logren crear condiciones favorables.

«Teniendo gente capacitada tecnológicamente, no nada más a nivel ingeniería, sino a nivel técnico, incluso a nivel operativo que tenga ciertas habilidades», comentó.

En el caso específico del diseño para el sector aeroespacial, planteó que las grandes marcas demandan capital humano capacitado y, por lo tanto, dicha tarea le compete a las instituciones educativas de la región, las cuáles, abundó, ya existen en Baja California.

Para que más compañías arriben a esta tierra, Victor Hidalgo expuso que el éxito de las empresas ya establecidas es el mejor ejemplo de que vale la pena apostar a las grandes inversiones en la capital cachanilla.

Añadió que Mexicali logra trascender internacionalmente al ser catalogada por la FDI Intelligence como la ciudad número uno de México en captación de inversión extranjera en industria aeroespacial.

Estar en frontera con una región de gran auge aeroespacial como lo es el sur de California, además de ciudades de Arizona que toman fuerza en dicho sector, representa significativas ventajas.

«Estamos cerca de la ciudad de Phoenix que tiene corporativos muy importantes de empresas que incluso están en Mexicali, además de que Yuma también está ya apostándole a la industria aeroespacial», refirió el presidente de Alliance Aerospace of Baja California.

Además, se suma un entorno favorable para los negocios, buena reputación en avance tecnológico y la fuerza del capital humano con entusiasmo y ganas de trabajar.

«La región está reconocida por su calidad de mano de obra, por la calidad de su gente, su ubicación geográfica, su ambiente de negocios. Es importante destacar que Mexicali y Baja California tienen mucho que ofrecerle a la industria», comentó Victor Hidalgo.

Con una visión a mediano y largo plazo, finalmente puntualizó que las condiciones están dadas para que esta ciudad continúe consolidándose en la industria aeroespacial, siempre y cuando se siga apostando a la educación y a la constante capacitación.