Por Nicté Madrigal

Ensenada, B.C.- Con 12 años de experiencia en la industria aeroespacial y metalmecánica, Consolidated Precision Products (CPP) ha superado una serie de retos que, además de lograr su permanencia y crecimiento en México, contribuyen al posicionamiento de excelencia de la marca en el mundo.

La empresa se especializa en componentes metalmecánicos aeroespaciales y de defensa de alta precisión y geometría compleja.

De las 19 plantas que operan desde hace 20 años en distintos países de Europa y América dos se ubican en México.

El trabajo en equipo, un buen ambiente laboral, la preparación continua y una capacidad a toda prueba, han sido fundamentales para proveer de partes para aviones civiles y militares a importantes consorcios internacionales.

CPP es proveedor de compañías como Rolls-Royce, Eaton, Hispano-Suiza, Airbus, General Electric, Scecma, AvioAereo, UTC Aerospace Systems, Hamilton Sundstrand y Honeywell.

El trabajo es intenso y algunos procesos muy artesanales para la creación de ventanas, transmisiones, engranes para hélices, bombas, puertas, manubrios y turbinas para aviones comerciales y militares.

Con abrasivos, equipos de maquinado, inyectoras de cera y cuarto de pruebas no destructivas de Rayos X, los trabajadores de CPP, logran piezas perfectas y ejecutan procesos de certificación creando productos libres de defectos que garantizan la seguridad de su uso.

Jesús Osvaldo Valdez Ojeda, gerente general de CPP, indicó que cuentan con un portafolio de más de 8 mil números de partes y validan de 20 a 30 productos nuevos por mes.

Entre sus certificaciones, se cuentan la AS9100 y NADCAP (Programa Nacional de Acreditación de Contratistas Aeroespaciales y de Defensa), además de las requeridas por los clientes y cruces rápidos de acuerdo a la certificación C-TPAT.

Las capacidades de CPP incluyen fundición solidificada direccionalmente, fundición de precisión (súper aleaciones, aluminio, acero y magnesio), arena seca, arena de sílice y molde permanente.

Sus servicios internos abarcan la creación rápida de prototipos, la perforación de vástagos, la construcción de herramientas, el mecanizado, el procesamiento auxiliar, la pintura, el revestimiento, el armado y el montaje.

Entre los próximos retos, CPP busca crecer a 300 empleados, concluir la remodelación de sus instalaciones, adquirir equipo y sumar nuevos procesos.

Los principios de honestidad, respeto, integridad, trabajo en equipo, calidad y productividad, aunado a las prestaciones y actividades sociales, además del entrenamiento laboral, impiden la rotación de personal, mantiene el vuelo de la empresa CPP.