Redacción

Tijuana.- José Eugenio Lagarde Amaya, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA) Mexicali, sostuvo una reunión en la ciudad de Tijuana con altos funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Mario Escobedo Carignan, integrante del equipo de transición del Gobernador electo para revisar el tema de abasto de energía para Baja California.

En su intervención, el líder de los industriales de Mexicali, expuso su preocupación por la falta de definición de las subastas en el periodo denominado “protocolo correctivo” por parte del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), así como la falta de coordinación para definirlo e informar a las Cámaras sobre el seguimiento oportuno.

En dicha reunión, los funcionarios federales actualizaron la situación energética en el Estado, asegurando que está garantizado el abasto de energía para los clientes de CFE en Mexicali, comentando que ya están contratados 200 MW y que en las próximas semanas ya se contará con los 250 MW requeridos.

De manera paralela, explicaron que la demanda máxima al 30 de junio es de 2595MW y su pronóstico de demanda máxima para 2019 será de 2,955MW.

Lagarde Amaya, indicó que los funcionarios de CFE se comprometieron a mitigar la condición de precios en las diferentes tarifas, propiciando la competitividad de los consumidores, a su vez también se comprometieron al aseguramiento de la operación de las centrales y subestaciones (esto derivado a la saturación de capacidad de subestaciones y nodos del sistema eléctrico del Estado).

Una noticia positiva para nuestra ciudad, precisó, es la designación de Emanuel Abril, funcionario que fungirá como el enlace local de comunicación con los industriales de Mexicali.

Como CANACINTRA, finalizó Lagarde Amaya, se continuará gestionando las mejores condiciones para la industria de la región, coadyuvando con autoridades de los tres órdenes de gobierno para mantener y acrecentar la competitividad que las empresas requieren.