Por Michel Torres

Mexicali, B.C.- El verano empieza a sentirse en Mexicali y con ello se asoma la preocupación de la industria restaurantera ante los incrementos en las tarifas de energía eléctrica.

Miguel Ángel Torres, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (CANIRAC) en Mexicali, refirió que en 2018 fueron tres los negocios que cerraron sus puertas porque no pudieron con la carga de las tarifas.

“Estamos muy preocupados y más ahorita por el déficit que hay de energía a nivel local porque no estamos interconectados a la red de producción de energía”, declaró.

El líder restaurantero comentó que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) notificó que existe la posibilidad de que se realicen apagones, situación que aumenta la incertidumbre en el sector.

“Un apagón en un restaurante, se nos va a echar a perder los insumos y de forma inmediata no vamos a poder rescatar esa pérdida”, expresó Miguel Ángel Torres.

Expuso que en Mexicali durante el verano los recibos de luz aumentan hasta en un cien por ciento, superando incluso el costo de renta de los locales restauranteros.