EL PLAN NACIONAL DE DESARROLLO REITERA CRECIMIENTO DEL 4 PORCIENTO, PERO LA META DE INVERSIÓN SE QUEDA CORTA

Por Laura Quintero

Ciudad de México.- Para muchos, en un entorno global adverso e incierto como el que prevalece, la meta de crecimiento planteada en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) resulta ambiciosa y lejana, pero el sector industrial del país confía en que se puede alcanzar siempre y cuando se ejecuten acciones que incentiven y detonen el crecimiento, pero sobre todo que se incremente la inversión.

El PND, presentado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, apuesta a que a finales del sexenio la economía mexicana crecerá un 6 por ciento para alcanzar la meta del 4 por ciento en promedio durante este periodo, sin embargo, algunas de las metas para conseguirlo son moderadas.

En este sentido, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) plantea una serie de acciones para alcanzar un crecimiento económico no visto en los últimos 20 años, pero es necesario impulsar la inversión extranjera en por lo menos un 30 por ciento como proporción del Producto Interno Bruto (PIB), incrementar el contenido nacional en un 100 por ciento y aumentar el crédito a las empresas por medio de la banca de desarrollo.

Pese a que la meta de crecimiento del actual gobierno es ambiciosa, contrasta con la meta de incremento en la inversión, la cual plantea elevar del 22.1 al 25 por ciento del PIB para 2024.

“Si no aumenta la inversión, no hay forma de que México alcance la meta del 4 por ciento como promedio de crecimiento sexenal, el 25 por ciento como proporción del PIB del PND es insuficiente”, aseguró José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de Concamin.

De acuerdo con Francisco Cervantes Saavedra, presidente de la Concamin, su propuesta de política industrial abarca los elementos que se requieren para crecer a tasas superiores anuales y así alcanzar un promedio sexenal del 6 por ciento, también superior a lo planteado por el gobierno.

La propuesta presentada por los empresarios de la industria plantea 22 acciones, destacando la necesidad de que exista el 100 por ciento de contenido nacional en la construcción de caminos rurales y en los proyectos carreteros de todo el sexenio, y que por lo menos el 50 por ciento del contenido nacional tuviera el incentivo de una deducibilidad fiscal del 100 por ciento en nuevas inversiones.

Otra medida es establecer la meta de que los productos de exportación tengan un contenido del 40 por ciento mexicano, por arriba del 32 por ciento fijado en el PND.

El papel de la banca de desarrollo también sería fundamental en el fomento del sector productivo, ya que proponen que se eleve a un 2 por ciento del PIB el financiamiento de ésta a finales de 2024.

De acuerdo con Arnulfo Rodríguez Hernández, economista principal de BBVA Bancomer, para alcanzar la meta de un crecimiento promedio del 4 por ciento a lo largo del sexenio se requiere rediseñar las políticas públicas para impulsar la inversión y la productividad laboral dentro de un marco de mayor estado de derecho.

Industria mexicana en recesión

Datos del INEGI arrojan que durante marzo la industria mexicana presentó una caída del 2.65 por ciento, su peor caída en la última década, y sumó seis meses consecutivos a la baja.

“Con seis meses de caídas consecutivas, la mayor parte de los componentes en tasas de crecimiento negativas, con una tendencia a la baja generalizada y un ciclo económico en la misma situación, se puede afirmar que la industria mexicana se encuentra en recesión”, refirió De la Cruz.

El especialista dijo que es necesario que se implemente un programa de desarrollo industrial contingente y que se dé seguimiento a las propuestas de los industriales, porque si no el crecimiento económico de México seguirá exhibiendo tasas bajas.