Redacción

Ensenada, B.C.- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) lamentó la desaparición del Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) aprobada en el Senado, mediante la modificación de la Ley para el Desarrollo de la Competitividad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Mipyme).

Ante la ausencia de un organismo que ayude y financie las ideas desde cero, se vislumbra una disminución en el surgimiento de proyectos empresariales innovadores así como el financiamiento con fondos de capital de riesgo, advirtió el Sindicato Patronal.

Gracias al trabajo del INADEM se logró la consolidación de 42 fondos de inversión de capital de riesgo mexicano, dando oportunidad de invertir en
grandes ideas de emprendedores mexicanos.

El INADEM, creado por Decreto Presidencial el 14 de enero de 2013, ha apoyado a 4.4 millones de emprendedores y MiPymes para la creación, desarrollo y fortalecimiento de sus negocios, con 108 mil proyectos productivos. Financió 500 mil negocios con 614 millones de pesos e invirtió 5 mil millones de pesos en 181 proyectos de alto impacto; brindó apoyos a 1.1 millones de mujeres emprendedoras.

Ese organismo se convirtió en un actor fundamental para lograr el desarrollo sostenible de las micro, pequeñas y medianas empresas en México. Cabe
señalar que ocho de cada diez personas laboran en unidades empresariales con estas características. Las MIPYMES representan el 99 por ciento de las
unidades económicas establecidas en el país y contribuyen con el 42 por ciento del Producto Interno Bruto.

Más allá de su relevancia económica, las pequeñas y medianas empresas tienen un profundo impacto en la articulación del tejido social de los
mexicanos. Son nuestro primer contacto con la actividad comercial, el motor económico de las regiones y en muchos casos, la única fuente de ingresos
para un gran número de mexicanos que recurren al autoempleo.

Las pequeñas y medianas empresas enfrentan grandes desafíos para su sobrevivencia: informalidad, inseguridad, falta de capacitación y excesivos
trámites para operar.

Precisamente, los principales objetivos del INADEM eran generar condiciones adecuadas para el desarrollo y el crecimiento sostenido de las
Mipymes; inculcar una nueva cultura emprendedora en la sociedad mexicana y promover una gestión pública orientada hacia el éxito de los
proyectos de negocio de los mexicanos.

Ante la caída en la generación de empleos, el emprendimiento puede ser la vía para dejar atrás la pobreza que afecta a más de 53 millones de
mexicanos, muchos de ellos, niños y jóvenes.

La población en México continúa siendo predonminantemente joven; Tenemos 30.6 millones de jóvenes de 15 a 20 años, que conforman el 25.7 por ciento de la población, de acuerdo con las cifras de la Encuesta Intercensal 2015 realizada por el INEGI.

La población económicamente activa (PEA) de 15 a 29 años se estima en 16 millones de jóvenes, de los cuales 15 millones se encuentran ocupados. Sin embargo, seis de cada 10 se encuentran en el sector informal.

Coparmex consideró que con la eliminación del INADEM se reducen las posibilidades de los mexicanos para emprender; por ello consideró lamentable el desmantelamiento de otros organismos como ProMéxico y el Consejo de Promoción Turística, por lo que hizo un enfático llamado a generar política pública que sustituya y compense la eliminación de esos organismos de fomento a la inversión y creación de empleos formales.