Por Nicté Madrigal

Ensenada, B.C.- Aunque se espera que la primera semana de julio concluya la investigación de Estados Unidos para determinar si México incurrió en Dumping, productores de tomate mexicano permanecen a la expectativa y advierten sobre afectaciones para más de 400 mil productores.

Desde el pasado mes de mayo, se estimaron daños económicos por alrededor de 350 millones de dólares por el impuesto del 17.5 por ciento a los exportadores, por “pagos de derechos compensatorios provisionales”.

De acuerdo con datos de la Comisión para la Investigación y Defensa de las Hortalizas, si el Departamento de Comercio de los Estados Unidos determina que México incurrió en Dumping, notificará a la Comisión de Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en inglés) en función de que ellos finalicen su propia investigación.

Si ambas determinan que se incurrió en esta irregularidad, se emitirá una orden antidumping.

De lo contrario, y si se logran nuevos acuerdos antes de noviembre, las cuotas compensatorias pagadas serían reembolsadas a los exportadores, según datos de la Secretaría de Economía.

Producción en BC supera los mil 720 mdp

Conforme con datos de la Secretaría de Comercio, Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), sólo las siembras de tomate para el ciclo primavera-verano 2019 en la zona costa de Baja California suman 50.50 hectáreas.

De éstas, 47.50 hectáreas fueron sembradas bajo el esquema tradicional (a cielo abierto), mientras que las restantes 3 hectáreas son a través de agricultura protegida, es decir, invernaderos, malla sombra, etcétera.

La expectativa de siembra para este ciclo, en ambas modalidades, es de mil 865 hectáreas.

Ensenada y particularmente San Quintín concentran la mayor producción, de la cual el 80 por ciento es para exportación.

En la Zona Costa, durante 2018 se produjeron, en las 66 unidades de producción agrícola dedicadas al cultivo y comercialización, 134 mil 122 toneladas de tomate.

El valor de la producción de los dos ciclos agrícolas superó los mil 722 millones de pesos.

En el país, hay 17 estados que generan 1.4 millones de empleos directos; más de un millón corresponden a la planta industrial y a empresas alimentadoras de insumos y servicios, y alrededor de 400 mil se refieren a jornaleros agrícolas, difundió la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR).