Por Nicté Madrigal

Ensenada, B.C.- La disposición de la Organización Marítima Internacional (OMI) impactará en los precios del traslado de mercancías para que todas las navieras usen tecnologías de depuración en sus embarcaciones y contribuyan a la reducción de emisiones de azufre a nivel mundial en más del 80 por ciento.

La norma entrará en vigor el 1 de enero de 2020 para lograr que el contenido de azufre en los combustibles pasé del 3.5 por ciento al 0.5 por ciento.

Sólo Ensenada registra un movimiento de carga de más de 2 mil 744 millones de toneladas anuales de los sectores manufactureros, siderúrgicos, pesqueros, cárnicos, agrícolas, entre otros.

Desde mayo de 2018, la línea naviera Cosco Shipping Lines Co. LTD integró dos servicios regulares, sumando seis servicios regulares del puerto.

Además, en abril del año pasado, Evergreen sumó un servicio semanal junto con Cosco y CMA; la naviera WAN HAI junto con Cosco, y la naviera K Line se integró al servicio de Hapag, HMM y MSC, y en febrero del presente año, CMA CGM anunció un nuevo servicio.

Adrián Leonardo Aguayo, gerente general de CMA CGM en México, detalló que será un servicio semanal, escalando los jueves en el puerto y un tiempo de tránsito de 14 días entre Ensenada y Yokohama.

“Japón es el mercado principal en el lejano Oriente y es el más rápido que existe. Posteriormente, vamos a China, y salimos por Corea. Es el servicio ACSA 1”, abundó.

La prioridad será la carga refrigerada que sale de Ensenada y de Hermosillo, pero también la carga seca.

Los especialistas de la industria petrolera estiman que el 0.5 por ciento de azufre del Búnker Adjustment Factor (BAF) será de entre 150 y 250 dólares más caro por tonelada que el actual combustible del 3.5 por ciento de azufre del Heavy Fuel Oil (HFO).

Esto implicaría un aumento en los precios promedio mundiales por TEUs (contenedor de 20 pies) en alrededor de 80 y 120 dólares, o alrededor del 10 por ciento.

Ricardo Martínez, director senior de CMA CGM en América, expuso que las nuevas generaciones de buques vienen ya adaptados, pero hay muchas embarcaciones de los años 70 que funcionan adecuadamente y se debe cumplir con la norma establecida por la OMI”.