Redacción

Tijuana, B.C.- Como parte de su compromiso con los grupos más vulnerables de la ciudad, la empresa Toyota Manufacturing de Baja California (TMMBC), realizó la sexta edición de su torneo de golf en la que se logró recaudar más de 100 mil dólares que se donaron íntegramente al Club de Niños y Niñas de Baja California.

Las actividades se realizaron el pasado en las instalaciones del Club Campestre de Tijuana con la participación de más de 140 golfistas, la mayoría representantes de diversas industrias maquiladoras de ambos lados de la frontera, así como el alcalde de esta ciudad Eduardo Terreros.

El “bastonazo” de arranque de la competencia corrió a cargo del presidente de Toyota, Mike Bafan, quien agradeció el compromiso de todos los que hicieron posible la realización por una año más de este torneo que se ha convertido en toda una tradición en la ciudad.

De igual forma, reconoció la labor de los maestros, tutores, voluntarios, y personal administrativo del Club de Niños y Niñas, y en especial la de su presidenta, Consuelo Pizano de Hernández, por sumar esfuerzos para la atención de menores en condición de vulnerabilidad.

En ese sentido, mencionó que gracias a la colaboración de los patrocinadores, se logró repartir más de 140 premios para los jugadores como cortesías en restaurantes, hoteles, viajes, así como trofeos al mejor jugador y al mejor equipo.

Sin embargo, Mike Bafan destacó que “este 2019 logramos superar la meta de lo recaudado en otros años llegando a la cantidad de 118 mil 034 dólares que serán destinados para la operación diaria del Club de Niños y Niñas de Tijuana que atiende a cientos de menores”.

Por su parte el gerente general de Producción de TMMBC, Sergio Solís Campillo, comentó que en esta sexta edición se le rindió un homenaje al director del Grupo Centura, Rodolfo González, por su legado empresarial en Baja California.

Agregó que ante el éxito que se ha tenido en todas las ediciones, para el próximo año se espera superar la meta de lo recaudado, pues es necesario que más empresas se sumen a la labor de atender a la comunidad infantil de la ciudad.