LA EMPRESA DESTACA CON 15 AÑOS DE EXPERIENCIA ESPECIALIZADA EN LA FABRICACIÓN DE CONECTORES, INTERCONECTORES Y MOLDEO

Por Lisbeth Chávez

Tijuana, B.C.- Con presencia a nivel mundial, Autosplice ofrece opciones de manufactura a la industria automotriz, transportista y médica. Sus sedes se ubican en Asia, Europa y América del Norte como puntos estratégicos que promueven el trabajo interdisciplinario y aseguran una cobertura global a sus clientes.

Autosplice se encuentra en la región Cali-Baja, en la ciudad de Tijuana, en La Jolla y Paramount, California. Con más de 15 años de experiencia, esta empresa destaca en la ciudad de Tijuana por encabezar proyectos importantes de fabricación de conectores, interconectores y moldeo.

El 70 por ciento de la producción está enfocada en la industria automotriz, sin embargo, también fabrican máquinas, plásticos y PCV; sus placas electrónicas, equipo industrial y housing se distribuyen en países como Brasil, Canadá, República Checa, Alemania, Japón, Lituania, Malasia, Filipinas, Polonia, Puerto Rico, Corea, Singapur y Estados Unidos.

“Nuestros principales clientes están en Estados Unidos, República Checa y México”, abundó Alejandro Solís, gerente de Operaciones de Autosplice México.

En una superficie de 65 mil pies cuadrados, Autosplice alberga dos plantas de producción con tecnología de punta, donde las 24 horas del día, los siete días de la semana, alrededor de 400 personas desempeñan tareas de ingeniería, administrativas, y de soporte y producción.

“Autosplice es una empresa diversa, compleja, con muchos retos, pero con un equipo de trabajo bueno que ha logrado enfrentar adversidades”, refirió Solís, quien asegura que el trabajo en equipo ha sido clave en la historia de la compañía, pues sólo desde la colaboración, el esfuerzo y la dedicación colectiva se ha logrado sobrellevar eventos difíciles como la crisis automotriz en México.

Para ofrecer certidumbre a sus clientes, la empresa cumple con las certificaciones de las aduanas, la certificación IATF 16969 y la certificación ambiental 14001.

Actualmente han estrechado fuertes lazos con universidades locales y la comunidad de Tijuana, tanto en la vinculación con estudiantes como en la donación de materiales y equipos reutilizables, con el objetivo de promover el desarrollo de profesionistas, que en un futuro puedan integrarse a su empresa u otras áreas industriales de la ciudad.

En Autosplice saben que el compromiso es con sus clientes, pero también con sus colaboradores, por ello se preocupan en mantener sus programas continuos de: integración, motivación y entretenimiento, que generen en la empresa un cálido ambiente de trabajo. Sin embargo, su interés está puesto en fomentar la prevención de enfermedades y su pronta detección, para esto realizan pláticas, en conjunto con el Sector Salud de Baja California, y proporcionan boletines informativos para que sus trabajadores compartan en sus casas y en sus comunidades.

Sin duda, la ubicación geográfica de la ciudad de Tijuana ha sido clave para fomentar la inversión extranjera, la generación de fuentes de trabajo y el intercambio comercial alrededor del mundo; por tal razón, Alejandro Solís, gerente de Operaciones, auguró a Autosplice un futuro prometedor en el área de moldeo.

“Nuestra meta es hacer de la planta dos un edificio de moldeo de primer nivel”, concluyó.