DESPUÉS DE UN EXITOSO 2018, EL SIGUIENTE OBJETIVO ES INSTALAR SU PROPIO TAP ROOM Y AMPLIAR SU OFERTA DE CERVEZAS

Por Michel Torres

Mexicali, B.C.- Entusiasta degustador de Cervecería Urbana, incluso antes de que abriera sus puertas al público, Óscar Antonio Jauregui Ramírez, licenciado en sistemas computacionales de profesión, deseaba experimentar nuevos sabores, y así nació su curiosidad por producir cerveza artesanal.

“Un compadre mío me dijo: ‘por qué no la vamos haciendo nosotros y así empezamos a experimentar’, y vimos que se nos daba, teníamos buen sazón y mi esposa era la catadora oficial”, narró.

Inmerso en la lectura de los estilos de cerveza New England IPA, se planteó la meta de emular su sabor irónicamente sin haberlo probado nunca, esperando que quienes degustaran sus bebidas compartieran su punto de vista.

“Cuando tuve la oportunidad de probar las cervezas que estaban haciendo en Vermont, Boston (EUA), me empecé a dar cuenta de que no estaba tan desatinado, y eso me impulsó todavía más”, contó Óscar.

Fue en 2016, ya con el nombre de Ciervo Rojo, cuando en un festival fue precisamente su New England IPA la que gustó más a los asistentes, ya que, para su sorpresa, se acabó totalmente y superó el consumo de su West Coast y Blonde.

En la búsqueda de nombre para su naciente empresa micro cervecera su esposa Heizel Arvizu le sugirió investigar el origen de su propio nombre “Óscar”, encontrando que su significado celta es “amigo de los ciervos”, y al ahondar más en la diversidad de dichos animales encontró ciervo rojo, nombre que le convenció y con el que bautizó a su empresa.

Actualmente produce estilos diferentes, desde una Porter de café, la Sweet Stout, dos estilos de West Coast IPA y las Neipa, con tres estilos de línea y dos más que serán de temporada.

Esta empresa le ha brindado muchos beneficios, entre los que destacan la amistad y buenos consejos con muchos cerveceros de la ciudad y el gran trabajo de Carlos “Payta” Sánchez en las relaciones públicas.

Aunque Ciervo Rojo aún no cuenta con su propio tap room, establecimientos como El Sume, Urbana, Amante, Averno y Puerco Salvaje le han tendido la mano para ofrecer sus bebidas a los comensales siempre ávidos de probar.

Un 2018 de grandes conquistas

Gracias a la constante búsqueda de Óscar por mejorar sabores y apoyándose en el certero paladar de su esposa Heizel y la crítica constructiva de sus degustadores, Ciervo Rojo obtuvo la medalla de oro en el certamen de Aro Rojo 2018 con su cerveza Ególatra versión 2.0 en la categoría de IPA Especialidad.

En el certamen de Cerveza México 2018 se abrió por primera vez la categoría de New England IPA, en la cual Ciervo Rojo ganó la medalla de oro con su Cheeky Monkey, y días después con una jugosa bebida de lúpulos cocinados con una añeja receta obtuvo el oro en el Baja Beer Fest 2018 con su cerveza Hipster.

“Estamos en el proyecto de hacer un tap room, más que nada la fábrica y tener una producción necesaria para enviar al interior del país, ya que me han estado pidiendo después de las medallas que se ganaron en Aro Rojo, Cerveza México y en Baja Beer Fest”, comentó Óscar Jauregui.

Ciervo Rojo actualmente tiene capacidad para producir 2 BBL (12 barriles chicos de cerveza), y contemplan aumentar su producción a 10 BBL, así como su variedad de estilos.

BC abandera la cerveza artesanal en México

Sin olvidar la ventaja e influencia de estar en frontera con los cerveceros de Los Ángeles y San Diego, California, Óscar considera que Baja California es el estado que abandera el auge de la cerveza artesanal en México con base en los buenos resultados obtenidos por diversas empresas microcerveceras en los últimos certámenes.

“Sobre todo en las que son estilos IPA muy lupulosas nos estamos llevando casi todas las medallas. Sé que vienen fuerte de Monterrey y Guadalajara, pero Baja California se ha mantenido; para empezar, aquí está la mejor cervecería de México, que es Fauna”, aseguró.