Por Nicté Madrigal

Ensenada, B.C.- La construcción del nuevo muro en la frontera entre Estados Unidos y México podría generar daños severos a la flora, la fauna y el ambiente físico de la región, advierten investigadores.

Un estudio elaborado en coordinación con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el Colegio de la Frontera Norte (Colef), la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) y el Instituto Nacional de Ecología, advierte que las afectaciones se extenderían en una franja de 30 a 200 metros de ancho destinados para diversas actividades de construcción, operación y mantenimiento.

Dichos impactos, de acuerdo con este documento, están relacionados con el cambio de uso de suelo, la emisión de partículas sólidas suspendidas y de contaminantes por la maquinaria utilizada para el movimiento de terracería y por las patrullas fronterizas.

“La compactación de suelos y la reducción de su capacidad de infiltración, teniendo como resultados inundaciones locales, cambio en la topografía y erosión del suelo, acumulación de residuos sólidos en el muro, alteración de los escurrimientos naturales de agua y destrucción de lamerías costeros para nivelar el terreno” son otros impactos que podría provocar la construcción del muro.

Se advierte sobre un posible decaimiento de la resistencia ecológica y variaciones ambientales como el cambio climático, además del cambio de conducta y de distribución de especies con hábitos nocturnos por la iluminación eléctrica y el uso de radares.

Los trabajos científicos y periodísticos de Alejandra Vargas Morera establecen que el muro tendría un impacto potencial en 111 especies de animales y plantas en peligro de extinción.

Además, podría afectar a unos 13 hábitats naturales que son hogar de especies como los jaguares, de los que sólo se tiene registro de un espécimen.

Asimismo, el doctor Gerardo Ceballos del Instituto de Ecología (UNAM) refiere en publicaciones la afectación de más de 800 especies de vertebrados, principalmente mamíferos, reptiles y anfibios, así como la violación de acuerdos internacionales ambientales.

Los principales efectos de la construcción del muro fronterizo sobre la fauna serían el bloqueo del tránsito natural de especies, la afectación a los movimientos migratorios de la fauna a diferentes escalas, la fragmentación de las poblaciones, la imposibilidad de mantener las metapoblaciones transfronterizas, las barreras al intercambio genético, todos con efectos más severos sobre poblaciones pequeñas.