CON PASIÓN Y CALIDAD LOS PALADARES MÁS CURIOSOS SON SEDUCIDOS POR PUERCO SALVAJE.

Por Michel torres

Mexicali, B.C.- De espíritu viajero y curioso paladar que ha probado bebidas en todo el mundo, Manuel Salazar Centeno descubrió en la cerveza artesanal una nueva pasión, instruyéndose primero en libros, después en internet y completando su formación ayudado por otros emprendedores cerveceros que gustosamente le compartieron sus conocimientos.

Con cinco años al frente de la Cervecería Puerco Salvaje y ofreciendo ocho cervezas de línea, Manuel junto a sus socios está en constante experimentación de sabores.

“Al mes están saliendo 15 cervezas diferentes. De las más populares en Mexicali es Blonde en su versión ligera y Kolsch, de ahí nuestras Porter, la Almond Joy que es con almendra y coco y la Nutella con chocolate, avellana y vainilla”, comentó.

Con gran motivación y éxito cerró Puerco Salvaje el 2018 al obtener la medalla de oro en el certamen de Cerveza México en la categoría de Cervezas Añejadas en Madera, coronándose con su Barrel Aged Sour.

Pese al entusiasmo y logros, posicionarse en el mercado ha sido difícil, narró Manuel Salazar, dada la costumbre del consumo de cerveza comercial, sin embargo poco a poco la gente busca sabores distintos y la cerveza artesanal ha ido de la mano con la nueva oferta gastronómica de la región.

Los comensales que asisten a Puerco Salvaje oscilan en edades de los 23 a los 50 años, y aunque muchos llegan desconociendo el concepto del tap room, una vez que experimentan son seducidos por el sabor y se convierten en nuevos exploradores
de experiencias.

“Creo que ya también el municipio se dio cuenta y hay una idea de volver a Mexicali una ciudad cervecera turística, regresarle ese corazón cervecero”, mencionó al vislumbrar un futuro prometedor.

Con un proceso creativo meramente casero, sin químicos ni conservadores, Manuel cataloga a la cerveza artesanal como una “bomba de sabor y una aventura para el paladar”, cuya nobleza se distingue por un maridaje mucho más amplio
que el del vino.

“Una vez que entiendes porque sabe cómo sabe le agarras todavía más amor a lo que estás probando”, aseguró al narrar que como cervecero se brinda el tiempo de explicar con sumo detalle a quienes preguntan sobre el origen de la bebida que se permiten probar.

A base de esfuerzo, pasión y aprovechando la ventaja de cultivarse con las experiencias al otro lado de la frontera, Manuel Salazar asegura que Baja California es la entidad más representativa de la cerveza artesanal en México. No obstante enaltece la fraternidad que se ha generado entre la comunidad microcervecera.

“Los vecinos de EUA nos ayudan y compartimos mucha información con la gente del sur, porque una manera para mí de crecer es llevar mi cerveza al sur y yo ocupo que ellos también estén haciendo buena cerveza, todos ocupamos que allá también crezca la cultura. Todos nos ayudamos, eso fortalece mucho la industria”, mencionó.

La industria microcervecera, añadió Salazar Centeno, puede además potencializar la generación de empleos, y Puerco Salvaje es un ejemplo al iniciar con dos personas y contar hoy con 16 empleados, además de dar trabajo a quienes producen etiquetas, cajas, botellas, corcholatas y a quienes transportan la mercancía.

Manuel puntualizó en una comparación de la cerveza artesanal con la música y en especial con una buena canción, que hay que probarla y darle una segunda oportunidad hasta descubrir un gusto genuino.

“No hay manera de que no te enamores de la cerveza artesanal”, concluyó.