EL ENTRENAMIENTO FUNCIONAL ES LA DISCIPLINA IDÓNEA PARA OPTIMIZAR LA SALUD Y EJERCER LO APRENDIDO EN LA VIDA DIARIA

Michel Torres / Mexicali

Sin importar edad o condiciones físicas, el ejercicio siempre será esencial para mantener una buena salud. Motivación y disciplina deberán ser uno solo para lograr los resultados esperados, ese es el mensaje de Cindy Carolina Mendivil Gutiérrez, licenciada en actividad física y deporte.

Fungiendo actualmente como instructora de entrenamiento funcional en el Gimnasio KO Power Fitness, instruye a las personas para ejercer movimientos funcionales basados en fuerza y resistencia, pero que además les serán de utilidad en su vida cotidiana.

“Son movimientos donde el cuerpo hace un correcto movimiento de su biomecánica natural. Una sentadilla nos ayuda a levantar cosas pesadas de la manera correcta y evitar lesiones”, mencionó como ejemplo.

El objetivo es fortalecer el cuerpo en su parte superior, central e inferior para que se convierta en una sola unidad, pero primero se evalúa a las personas de manera escrita y física para detectar anomalías, lesiones, cirugías o padecimientos.

“Después empezamos con un programa de tres semanas (o más) en el que enseñamos técnica y corrección de movimientos funcionales. Hasta que la persona aprende a controlar sus movimientos empezamos con el desarrollo de la fuerza general, resistencia aeróbica, sistema cardiovascular”, explicó Mendivil Gutiérrez.

Considerando la capacidad y resistencia física de cada persona es como habrá de definirse el nivel de exigencia, con ejercicios básicos como sentadillas, press de hombro, abdominales, lagartijas y pull ups para fortalecer abdomen y espalda, partes centrales donde se logra el equilibrio del cuerpo.

Una vez dominado el control del peso corporal, se procede al aumento del volumen, añadiendo gradualmente un disco más en las pesas o una mancuerna de mayor pesaje.

Contra un estilo de vida sedentaria, la motivación, voluntad y esfuerzo son fundamentales para empezar, continuar y mantenerse en la disciplina.

“Se necesita estar completamente decidido, no es una disciplina fácil. La tendencia es que no hacemos ejercicio, pero una vez que la persona se enrola después de 3 o 4 meses va a empezar a notar cambios”, abundó la instructora.

Una dieta balanceada es necesaria para optimizar los resultados de la activación física, puesto que al hacer ejercicio el cuerpo demanda más nutrientes, proteínas y carbohidratos. Al no tener una correcta alimentación, en consecuencia el cuerpo quemará el músculo y almacenará las grasas.

Cindy Mendivil enfatizó que el ejercicio ayuda no sólo a prevenir sino también a controlar enfermedades como diabetes e hipertensión, ambas derivadas del sobrepeso.

“Si estamos haciendo una quema calórica diaria de 2 mil calorías (por ejemplo) y estamos consumiendo mil 900 o 2 mil calorías, quiere decir que nos vamos a mantener. Si alguien tiene altos niveles de azúcar, el ejercicio ayuda a controlarlos porque las rutinas de fuerza demandan glucosa”, mencionó al explicar que con la activación física se optimiza la salud de manera natural, sin necesidad de tomar un medicamento.

Con varios años como instructora, narró que ha tenido la satisfacción de presenciar grandes cambios físicos y emocionales en las personas que se entregan a plenitud en la disciplina del entrenamiento funcional.

Una significativa mejora en la autoestima es reforzada con la amena convivencia en el gimnasio, entre compañeros que compiten sanamente y se motivan al máximo para continuar superándose.

Cindy Carolina aseguró que incluso personas de 60 años pueden enrolarse en el entrenamiento funcional, al estar su gimnasio certificado para trabajar con adultos mayores.

“Se adaptan y motivan fácilmente. Saben de la importancia de dedicarle una hora diaria al ejercicio, entonces son personas por lo regular muy disciplinadas”, comentó.

Finalmente mencionó que gracias a un desempeño ético y profesional, la mayor satisfacción está en aportar su esfuerzo para impulsar cambios positivos en los demás.

“Estamos ahí picando piedra para lograr que las personas conozcan el lado donde tu cuerpo funciona en equilibrio”, concluyó.