Por Sandra Cervantes

Tijuana, B.C.- El sector aeroespacial cerró 2018 con un crecimiento mayor a la media nacional del 17 por ciento y las proyecciones para 2019 permanecen en cifras similares, lo cual da certidumbre a uno de los pilares de la industria maquiladora en México.

En entrevista con Tomás Sibaja, presidente del Clúster Aeroespacial de Baja California, mencionó que en los últimos años la industria aeroespacial se ha convertido en uno de los sectores más fuertes, donde Baja California ocupa el primer lugar tanto en número de empresas como de empleos.

«Vamos a cerrar con un crecimiento anualizado arriba del 17 por ciento, que es la media nacional. Las empresas de la región están expandiendo sus operaciones como, Parpro, Parker Aerospace, Benchmark, que se han reubicado en Tijuana, en espacios más grandes para darle soporte a sus planes de crecimiento”, comentó el dirigente.

En Baja California operan 110 empresas, las cuales generan más de 35 mil empleos directos, ubicándose como una de las industrias más prometedoras e innovadoras.

Según datos de la Secretaría de Economía (SE), agregó Tomás Sibaja, el sector aeroespacial en México captó alrededor de mil 800 millones de dólares durante 2016, incrementando a 2 mil millones en 2017, y con una estimación de superar dicha cifra en el recuento final de 2018.

“Somos el estado líder que atiende a este sector y debemos estar preparados para los próximos 20 años. Por nuestra parte, tuvimos el BC Aero donde estuvo presente Boeing, empresa que nos está ofreciendo como región apoyar proyectos de mayor complejidad en materiales compuestos”, apuntó el presidente del Clúster Aeroespacial.

Y es que empresas como Zodiac, Icon, Honeywell, Hutchinson, 3M, manejan materiales complejos, agregó, pero actualmente trabajan de manera dispersa.

“La intención es que, a través del clúster y de SAMPE México, traigamos una estrategia conjunta para que las escuelas y universidades puedan vincularse a la industria con base a los requerimientos que se tienen”, mencionó.

Reto: vincular a las Pymes

 Un reto pendiente de la industria aeroespacial, señaló Tomás Sibaja, es el apoyo a las pequeñas y medianas empresas (Pymes), ya que se trata de industria nacional que resulta imprescindible encadenar a la proveeduría de las grandes empresas.

“Es una necesidad y reclamo social, por lo que necesitamos nosotros, a través de la ley que está promoviendo Canacintra en Tijuana a nivel nacional, que las industrias maquiladoras volteen a ver a México como un complemento enriquecedor que ayude a reducir inventarios, tiempos, costos, viendo hacia nuestra industria nacional, nuestras pymes”, subrayó.

En años anteriores han sufrido de poco apoyo financiero y de descuido de las empresas grandes. Entonces el gran reto del presidente electo Andrés Manuel López Obrador es cómo vincular a los jóvenes a las pymes y el impacto social que ambos como elemento de cambio necesitan.

En tanto, las proyecciones para 2019 son prometedoras, planteándose cifras de crecimiento similares a las de 2018, pues la industria aeroespacial, a pesar de ser muy conservadora, indicó Sibaja, es muy flexible, por lo que los planes de crecimiento salen a flote aun cuando suceden cambios políticos, de carácter binacional, entre otros.