Por Michel Torres

Mexicali, B.C.- Con la entrada en vigor de los nuevos estímulos fiscales en la frontera norte se ha generado incertidumbre en la industria restaurantera, declaró Miguel Ángel Torres, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) de Mexicali.

“Todavía no tenemos claridad de cómo va a proceder (…) se nos comentan algunas cosas extrañas (del ISR) que si lo tomas vas a ser fiscalizado y aparte tienes que esperar a que seas realmente clasificado para que lo puedas aplicar”, comentó en referencia a la aplicación del Impuesto Sobre la Renta al 20 por ciento.

Abundó que en próximas semanas la cámara empresarial a su cargo sostendrá reuniones con un despacho fiscal para ofrecerle a los agremiados un resumen ejecutivo de las nuevas reglas disposiciones fiscales.

Los nuevos tabuladores, las tasas del IMSS, el incremento al salario mínimo y la aplicación del IVA al 8 por ciento son los otros rubros a contemplarse.

“El IVA e ISR no es una reducción como tal, eso es lo que me llamó mucho la atención, es un crédito fiscal (…) la verdad al momento de verlo así, los que estamos como empresarios sí nos da un poquito de desconfianza”, expuso el presidente de Canirac.

Miguel Ángel Torres explicó que se trata de un crédito fiscal por un año, bajo la duda de qué riesgo representará tomar dicho beneficio, puesto que de entrada hará que las empresas que la dispongan sean más auditables.

El funcionario puntualizó que el decreto se quedó corto y que existe la posibilidad de que los empresarios restauranteros decidan no acceder a los nuevos estímulos fiscales.