Gobierno del Estado pretende incrementar impuestos, en tanto el gobierno federal contempla disminuir cargas fiscales.

Tijuana, B.C.- A partir de enero de 2019, el gobierno federal disminuirá cargas fiscales en la frontera norte como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Sobre la Renta (ISR), a fin de incrementar la competitividad de esta región, sin embargo, el gobierno del Estado amenaza con incrementar impuestos hasta en un 100 por ciento.

“Ahora sí que tenemos al enemigo en casa”, expresó José Luis Contreras Valenzuela, vicepresidente del Colegio Nacional de Economistas, quien criticó la medida anunciada por el gobernador Francisco Vega de Lamadrid al tener un raudal de deudas.

“Con adeudos de más de 600 millones de pesos a instancias como el Poder Judicial, UABC, Cecyte, el Instituto Electoral, Derechos Humanos y profesores jubilados, el gobierno de ‘Kiko’ Vega asfixió las finanzas estatales y ahora va por el aumento de impuestos para 2019”, publicó el pasado 12 de diciembre el Semanario Zeta.

Dirigentes empresariales como Contreras Valenzuela aseguran que es un contrasentido incrementar la carga fiscal cuando el gobierno entrante de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) busca mejorar la competitividad de las regiones fronterizas.

“Es preocupante la irresponsabilidad de los gobiernos locales que plantean [que] como hay prerrogativas del gobierno federal, ya puedo aumentar la carga fiscal. No debemos permitir que suceda”, señaló el economista.

Argumentó que no rinden cuentas claras sobre lo que están gastando, y si en algo se ha caracterizado esta administración estatal es de falta de transparencia.

José Luis Contreras subrayó que el gobierno estatal ha buscado figuras de endeudamiento que han disfrazado bajo contratos con las Asociaciones Público Privadas (APP), pero que es un hecho que son deudas.

«En su momento, el CCE dio una lucha férrea para que el Impuesto Sobre Nómina del 0.63 por ciento se destinará al fomento educativo, pero en esta administración se ha comprometido ese recurso para garantizar las obras con las APP´s. No hay calidad moral del gobierno para venir a pedirnos más impuestos. Creo que es importante hacer bloque entre los sectores empresariales para exigir que haya claridad en los recursos”, sentenció.

Por su parte, Leonardo Méndez Cervantes, presidente del Colegio de Contadores Públicos de Baja California (CCPBC), indicó que en las contribuciones debe haber una gradualidad, ya que no se puede incrementar la carga contributiva de un día a otro a un 100 por ciento.

“Esto saldría de toda lógica natural, sobre todo para las empresas que manejan cientos de trabajadores, como es el caso de las maquiladoras”, comentó.

Agregó que, al aumentar estos impuestos, todos los patrones tendrían que destinar una mayor cantidad de recursos en el pago a sus trabajadores, y en Baja California hay cientos de empresas maquiladoras.

“Para el sector maquilador, su principal erogación es la nómina, bajo esta perspectiva estas empresas estarán pagando más en materia de impuestos, lo que provocaría un desaliento a la inversión”, advirtió.

Leonardo Méndez afirmó que este tipo de medidas pueden echar abajo las acciones de promoción para la atracción de inversiones a Baja California.

Viables las propuestas de AMLO

En tanto, las políticas anunciadas por el gobierno federal tienen el objetivo de mejorar la calidad de vida de los bajacalifornianos, expuso el vicepresidente del Colegio Nacional de Economistas, pues contemplan la reducción del IVA del 16 al 8 por ciento, así como el ISR de un 30 a un 20 por ciento, además de homologar tarifas de servicios como el gas, la luz y la gasolina.

“Desde el gobierno de Lázaro Cárdenas se dio esta zona libre como una manera de poblar el norte de México y evitar que EUA siguiera recorriendo el límite fronterizo. Esta zona franca abarcaba toda la península, zona parcial de Sonora y hasta Matamoros, 25 kilómetros desde la frontera hacia el sur de México”, explicó.

Esta zona libre desapareció como tal porque poco a poco le fueron metiendo más aranceles y disposiciones, hasta que en 2014 igualaron el IVA como al resto del país y se acabó.

Pero el gobierno federal retoma este esquema fiscal porque es sabido que la migración va de sur a norte, buscando oportunidades de vida, y Tijuana es crisol de población migrante”.

La propuesta de AMLO es volver al esquema de zona libre, donde además de esos 25 kilómetros desde la frontera se incluirá a Ensenada y, posiblemente, a toda la península, lo cual es considerado una medida viable y positiva.

“Es una medida muy viable y una coyuntura importante para detonar el crecimiento de Baja California. Pero para eso las políticas locales deben contribuir a lograr una mayor productividad y competitividad”, comentó Contreras Valenzuela.

Aunado a una disminución de impuestos y homologación de tarifas en servicios con el sur de EUA, el gobierno federal anunció que se incrementará el salario mínimo al doble a lo largo de la frontera norte, lo cual, a juicio del economista, no tiene por qué generar efectos inflacionarios.