Tijuana, B.C.– Señalan absoluta inconformidad con propuesta del gobernador Francisco Vega de Lamadrid de incrementar impuestos y servicios.

Aram Hodoyan Navarro, presidente del Consejo de Desarrollo de Tijuana (CDT), indicó que aumentar hasta en 101 por ciento el impuesto a la nómina e incrementar el costo del agua 15.59 por ciento a los hogares, no es la solución correcta a la crisis financiera y presupuestal por la cual atraviesa el Estado, ya que pasa la factura a todos y cada uno de los ciudadanos.

Insistió en preguntarse donde quedó el dinero de los impuestos. Antes de considerar aumento en impuestos y al agua, argumentó que primero se deben reducir gastos de asistentes, choferes y seguridad de funcionarios, así como cancelar proyectos  que deterioran aún más las finanzas públicas como el C5i, la desaladora de Playas de Rosarito y el segundo piso.

Al referirse a eventos de los últimos días, Hodoyan Navarro comentó que asesinaron a un policía municipal e hirieron gravemente a otro, por lo que endeudar al la ciudadanía con 800 millones de pesos en un C5i, en lugar de destinarse a la contratación de más elementos policíacos resulta en un uso irresponsable de recursos.

El presidente del CDT planteó que un alza en impuestos debe tener como objetivo reducir subsidios, crear incentivos a la inversión, evitar el pago de intereses, y nada de esto se piensa hacer, sólo cubrir ineficiencias con imposiciones adicionales que provienen del trabajo y esfuerzo diario de los Bajacalifornianos.