Mexicali,  B.C.- El analista Erick Guerrero asegura que AMLO puede potencializar al país, pero sufrir por su ambición de poder.

Bajo la contundente advertencia de que “Nadie es poseedor de la verdad absoluta”, el analista económico y político y líder de opinión, Erick Guerrero Rosas, anticipa un escenario económico positivo en la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, pero también una posible obstinación de poder en el terreno político.

Catalogándolo como un “genio en cuestión política” y como un populista moderado por su visión y capacidad de negociación con las elites, Guerrero Rosas vislumbra que México podrá convertirse en potencia mundial, siendo pieza clave el sector exportador.

“México se va a convertir en la joya de América Latina, sin embargo, el camino no será fácil, porque no podemos evitar ser alcanzados por la próxima crisis global”, comentó, pronosticando que el tipo de cambio del dólar será turbulento en todo 2019.

El analista expuso que el país se ha convertido en un imán para atraer inversión productiva, y que son las mismas elites financieras mundiales las que aseguran su crecimiento económico, incluso pese a la adversidad que representa el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Reforzando tales expectativas, refirió que los consultores de Canadá, España, Estados Unidos e Inglaterra han manifestado la inclusión de,sus respectivos países en la construcción de 127 proyectos concentrados en el norte y centro de México.

Su posición geográfica, ser el país que más tratados de libre comercio posee a nivel mundial y sus reformas estructurales, son factores fundamentales para potenciar el progreso de México, visto así por los inversionistas extranjeros, favoreciendo al sector exportador nacional.

Mencionó que gracias a las inversiones productivas derivadas de las reformas estructurales, entidades como Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí y Aguascalientes oscilan en una tasa de crecimiento de entre el 7 y el 9 por ciento.

Guerrero Rosas planteó que para el sexenio de López Obrador, las elites financieras miran con gran optimismo las grandes obras en infraestructura que posee México, como los nuevos aeropuertos y carreteras.

“AMLO sabe muy bien que el poder que tiene lo tiene en infraestructura”, aseguró el analista económico y político.

México será el puerto de exportación más grande del mundo

Al estar concentrada la riqueza global y el mayor tráfico de mercancías en el norte del planeta (Unión Europea, Canadá, Estados Unidos, Rusia, Japón, Corea del Sur, China), las ventajas están dadas para el territorio mexicano.

“Se espera de México que se convierta en la plataforma logística y de exportación de comercio mundial más importante del planeta”, planteó, agregando que acorde a un reporte de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, el país tendrá una inmejorable puerta de entrada al mercado más grande del mundo con acceso privilegiado a puertos de Asia, Europa y Sudamérica.

El riesgo del líder dictatorial que representa AMLO

En materia económica, el panorama es inmejorable para que López Obrador impulse el potencial del país, sin embargo, en la cuestión política, Guerrero Rosas auguró que el próximo presidente habrá de definir su claroscuro.

“Vamos a caer en un régimen semiautoritario de partido hegemónico dominante, donde MORENA va a absorber y ampliar las redes y estructuras clientelares priístas que le van a servir de plataforma a AMLO probablemente para reelegirse”, comentó.

Refirió que se trata de un hombre honesto, no corrupto y sin ambiciones económicas, pero sí con ambiciones de poder, de trascender.

El riesgo estriba, agregó, en que la ostentación del poder absoluto corrompe, y AMLO no es ajeno a tal dualidad pese a gozar de grandes condiciones para convertirse en un buen presidente.

“No es un Dios, no es un santo, es un ser humano que va a tener demasiado poder en sus manos”, puntualizó.