Ensenada , B.C.- La eventual creación de una franja fronteriza norte que no integre al municipio de Ensenada provocaría fuga de consumidores, de inversionistas y de talentos hacia el resto de la franja, lo que traería resultados y efectos negativos.

El presidente del Centro Metropolitano de Información Económica y Empresarial (CEMDI), Rubén Roa Dueñas, informó que, en materia de recaudación federal se registraría una disminución de por lo menos 212 millones de pesos anuales, considerando únicamente el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Adelantó que, además, se verá reducida la oferta laboral en el mercado de factores, dado que el 88 por ciento de los hogares son sostenidos por asalariados.

De acuerdo al estudio realizado por Roa, con la colaboración de Moisés Espitia Gutiérrez y Reyna Raquel Ramírez Ozua, en términos de consumo y gasto, la demanda interna en Ensenada caería 379 millones de pesos en promedio anual por fuga de consumidores, principalmente en los rubros de salud, limpieza, cuidados personales, vestimenta y calzado.

Ante integrantes del Consejo de Promoción Económica de Ensenada (Copreen), mencionó que los  hogares que realicen dicho ajuste en consumo serán aquellos que presenten un ingreso superior a 14 mil 694 pesos mensuales, los cuales concentran el 30 por ciento de la población.

Actualmente, el 1 por ciento de la población económicamente activa del municipio, equivalente a 2 mil 553 personas, se desplazaría hacia la nueva franja fronteriza.

La inversión caería, sobre todo, si se considera que en Ensenada la Inversión Extranjera Directa (IED) se redujo un 32 por ciento, al pasar de 157 millones de dólares a 106.6 millones, sólo entre 2016 y 2017.

Roa Dueñas advirtió que los resultados antes señalados provocarán un efecto recesivo en la actividad económica del municipio, así como menos oportunidades de empleos bien remunerados.

Rezago y pobreza

Las condiciones y características de la población por su propia situación geográfica habrán de profundizar la desigualdad y el rezago social entre los hogares.

Ensenada, además de ser el municipio de mayor extensión territorial del país, es el que concentra al mayor número de personas en condición de pobreza extrema del estado.

Para ilustrar la desigualdad social y económica existente en Ensenada, Roa refirió que habría que considerar las características de los hogares: más del 50 por ciento son rurales.

De acuerdo con la distribución de los ingresos de los hogares, el 70 por ciento de la población del municipio tiene un ingreso bajo.

Asimismo, el 19 por ciento de la población percibe un ingreso de uno a dos salarios mínimos, de los cuales el 32 por ciento no puede acceder a la canasta básica completa dado el costo de los productos y servicios que son más costosos en las zonas urbanas.

Los datos que se presentan forman parte de un estudio que se realizó en dos ejercicios econométricos utilizando la técnica Logit.

En el primero, se analiza el perfil del ingreso promedio de los hogares de Ensenada; y en el segundo, se analiza el perfil del consumo.

Esta técnica econométrica permite medir las probabilidades de cambio en las decisiones de los agentes económicos del municipio ante la reducción del ISR e IVA en la nueva franja fronteriza.