Mexicali,  B.C.- Descubriendo nuevos sabores en la vecina ciudad de San Diego, California, fue como se originó la inquietud por traer a Mexicali un innovador concepto cervecero, que con gran esfuerzo se consolida en el gusto de cachanillas, así como de visitantes de otros estados y del otro lado de la frontera.

Pedro Alejandro de Lara García, presidente de la Asociación de Microcerveceros de Mexicali y propietario de Cerveza Juguete,

narró que Cervecería Cucapah fue uno de los pioneros a nivel nacional en retomar la vocación cervecera del país, sobre todo en la ciudad, y el Sume, un factor importante en el desarrollo del paladar cervecero.

Con perseverancia e impulsados por la motivación de compartir algo diferente, en 2015 se formaliza dicha asociación y se propone el concepto micro cervecero como una nueva industria, logrando en 2016 las modificaciones legales necesarias para regularla, siendo la Cervecería Amante la primera en obtener permiso de micro cervecería en Mexicali.

El emergente sabor de una bebida elaborada con pasión que ha enamorado el paladar de consumidores locales y foráneos, se ha convertido en un detonante atractivo turístico para la capital bajacaliforniana.

“Algo muy curioso es que gente del Centro, de Coachella, Yuma, Calexico, Holtville, que nunca habían cruzado a Mexicali, la industria de la cerveza artesanal los hizo cambiar la perspectiva”, contó Pedro Alejandro de Lara.

Detalló que, en 2017, la inversión total de los empresarios cerveceros ascendió a los 25 millones de pesos, mientras que en el presente 2018 se estima una inversión total de 40 millones, con una producción anual (2018) de 1 millón 800 mil litros de cerveza, generando 140 empleos directos y 400 empleos indirectos.

“La calidad de la materia prima y la pasión en el producto”, aseguró, es la gran virtud de la cerveza artesanal, distinguiéndola de las marcas comerciales

La búsqueda de sabores más intensos y la plenitud de experiencias representan el propósito de quienes se dedican a este nuevo concepto, sumado a una oferta culinaria distinta y capaz de generar un sinfín de maridajes.

“Tenemos muchísimos tipos de lúpulo, muchísimos tipos de malta, por lo tanto, tenemos mucha más capacidad de maridar con alimentos”, comentó.

La amable y cálida atención brindada en las salas de degustación genera el ambiente ideal para el gozo de comensales jóvenes y adultos.

Buscando convertirse en “La capital de la cerveza artesanal”, la Copa MX de Cerveza México es un certamen en el que Mexicali ha destacado con dos años consecutivos obteniendo el primer lugar, en 2016 con Cervecería Urbana y en 2017 con Cerveza Fauna.

Invitando a toda la comunidad cachanilla y a los visitantes de otras regiones, Pedro Alejandro de Lara agregó que el 10 de noviembre se estará celebrando el Baja Beer Fest en la ciudad, un evento familiar a realizarse en avenida Álvaro Obregón, frente al edificio de rectoría de la UABC.

“Vamos a tener expositores de cerveza, alimentos, productos orgánicos y regionales, música, etc.”, comentó.

Cabe mencionar que, en Mexicali, actualmente hay ocho permisos otorgados y tres expedientes ingresados para la producción y venta de cerveza artesanal, y se está negociando que el horario de venta se extienda de las doce de la medianoche a la una de la mañana.