Tijuana, B.C.- Entrega Mandatario estatal carpeta de proyectos prioritarios para la entidad.

En su visita a Baja California, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador sostuvo una reunión con el gobernador del estado Francisco Vega de Lamadrid, en la que acordaron trabajar de manera coordinada en beneficio de la entidad.

Vega de Lamadrid reconoció la buena disposición de AMLO para intercambiar opiniones y propuestas, destacando que tuvo la oportunidad de presentarle una carpeta con los principales proyectos en infraestructura y presupuesto para Baja California.

El mandatario estatal le planteó al presidente electo que aún existen rubros en los que los recursos no son repartidos equitativamente.

“Lamentablemente aún para Baja California en algunos conceptos no ha habido equidad, ejemplo, en educación, en Baja California invertimos poco más del 50 por ciento de nuestro presupuesto propio y algún estado que no pone nada”, comentó.

Refirió que lo mismo sucede en el rubro de la salud, al crecer la entidad exponencialmente pero sin verse reflejado en una mejora de los servicios para la ciudadanía.

“Tenemos que cerrar el estado a través de apoyos extraordinarios. Yo le pedía que de una vez por todas si ya sabemos que estos gastos y costos son irreductibles, que se incluyeran al presupuesto regular normal que debe de tener Baja California para regularizarnos y que entre al esquema equitativo”, expuso el gobernador.

La Zona Económica Fronteriza fue otro tema abordado, en el que Vega de Lamadrid le insistió a AMLO que Ensenada y San Felipe deben ser ciudades consideradas.

“Me comentó que lo tiene muy claro pero que va a ser de entrada hasta complicado instalar una zona franca en más de 3 mil kilómetros de frontera”, detalló.

Vega de Lamadrid insistió en la importancia de incluir a Ensenada y San Felipe en la Zona Económica Fronteriza con la disminución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) como medida para detonar la competitividad de estas zonas, a su vez lograr una regularización en los vehículos conocidos como “chocolates” y solicitó mantener el apoyo de la Federación para seguir atendiendo a la migración que llega a Baja California en busca de mejores oportunidades de vida.

Respecto a la reducción del IVA al 8 por ciento, del ISR al 20 por ciento y el aumento al salario mínimo, así como homologar el precio de las gasolinas, el gobernador planteó que la competencia directa de Baja California no es con el resto del país sino directamente con la frontera con Estados Unidos.

“Aquí en Baja California competimos con San Diego y con Los Ángeles, que no es lo mismo”, mencionó.

El tema de la nueva garita que hoy en día se construye en el cruce Calexico-Mexicali también fue expuesto al presidente electo, contemplando una posible llegada de recursos para la construcción del paso a desnivel y el puente, como en el proyecto original estaba asentado.

Por su parte, López Obrador puntualizó que la violencia es el tema que más preocupa a los ciudadanos, y adelantó que a finales del mes de octubre presentará el Plan de Seguridad Nacional, que requerirá de la participación activa y conjunta del Ejército, la Marina, la Policía Federal, Ministeriales, Estatales y Municipales.

En este sentido, se comprometió a dar mantenimiento a la infraestructura para seguir generando competitividad, así como dar continuidad a las obras que ya están en proceso y a las que se les ha invertido recurso público; anunció que destinará un presupuesto de 9 mil millones de pesos a programas de desarrollo social en la entidad, centrando los recursos en la incorporación de jóvenes al estudio y empleo, así como pensión digna a los adultos mayores y a los discapacitados.