Mexicali,  B.C.-Los constantes cambios en la era digital y lo que esto implica en la interacción de viejas y nuevas generaciones, representan el nuevo reto laboral en las empresas, es decir, el cómo lograr que todas convivan en armonía aprovechando el potencial de la juventud y la experiencia.

Así lo planteó la consultora y expositora española, Laura Gisler Ferreras, con la ponencia “La convivencia intergeneracional en la empresa de hoy: el reto de la gestión de personas en la era digital”, presentada en el segundo Congreso de Recursos Humanos de Canacintra Mexicali.

“Es muy importante que colaboremos entre las propias generaciones porque todas tenemos algo que aportar. El ‘millennial’ se entiende que es digitalmente más competente, y a la generación ‘x’ le cuesta poquito más meterse en temas digitales”, comentó.

Gisler Ferreras, responsable de Consultoría Digital Nexian, planteó que en dicha compañía se trabaja de la mano con las personas bajo la premisa de que una empresa que invierte en herramientas de tecnología debe también capacitar a sus empleados en su utilización.

“Acompañar a cada generación en aquellos aspectos en los que tenga mayor necesidad, pero está claro que esto no es una tendencia,no es una moda, llegó para quedarse y tenemos que empezar a digitalizar todos los departamentos”, expuso.

“Millennials”, “zetas”, “x” y “babys boomers” son las generaciones que actualmente coinciden en una misma empresa, todas entendiendo de manera distinta la forma de desempeñar su labor, surgiendo así conflictos al tener todos expectativas diferentes.

“No puedo recompensar igual a un ‘millennial’ que al ‘x’ porque tiene otro tipo de idea de cómo quiere ser recompensado”, explicó Gisler Ferreras.

La expositora abundó que el departamento de recursos humanos de las empresas tiene que afrontar el problema de la rotación, dado que en el caso de los “millennials” son los más propensos a dejar un puesto de trabajo

Dentro de las recomendaciones que hizo, mencionó la realización de una auditoría de talento digital para definir si es necesario dar apertura a nuevos puestos, renovar los métodos de reclutamiento y adaptar los planes de carrera dentro de la empresa para cada empleado o generación.