Mexicali, B.C.- Las empresas de logística certificadas en ISO 9001 en transporte y almacén logran mayor efectividad en el cruce fronterizo de mercancías.

Documentar procesos en el transporte y almacenaje de mercancías es una actividad sumamente importante para las empresas de exportación y otros giros. Actualmente son pocas las empresas de logística que ofrecen a sus clientes esta garantía a través de una certificación ISO 9001.

En materia de transporte, el ISO 9001 es una herramienta que asegura un arribo preciso y seguro de la mercancía del cliente por la simple y sencilla razón que radica en tener una serie de procesos para distintas situaciones, tales como:

  • Paradas no autorizadas por el transportista.
  • Posibles accidentes en el trayecto del transportista.
  • Cruce de fronteras (multiaduana).
  • Seguridad de la mercancía de cierto valor.
  • Entrega en almacén.

Para Juan Vargas López, director de la Zona Norte de Grupo Logistics, la empresa que ofrece servicios de logística, transporte y cuenta con patentes aduanales y seguridad en el transporte de mercancías, se potencializa al contar con la certificación ISO 9001.

“A los clientes les interesa que tengas procesos. Por ejemplo, si el chofer se paró en un punto no autorizado, rápidamente nos comunicamos con el chofer y se reporta la situación, si el proceso indica que se tiene que hablar a la Policía Federal de Caminos para dar fe que no se trate de un asalto, se sigue el proceso y el cliente tiene acceso a esta información”, indicó Vargas López.

Contar con esta certificación les permite a las empresas de logística compartir formatos estandarizados y procedimientos con sus clientes para hablar un mismo idioma. Incluso, esta certificación puede ser replicada en otras ciudades donde tengan operaciones para beneficio de los clientes.

Las rutas de transporte con la certificación en ISO 9001 están delimitadas para cada destino y cliente. En el caso de Grupo Logistics, ofrecen al cliente una plataforma web, en la que él mismo puede tener mejor visibilidad del proceso, esto le permitirá corregir posibles contratiempos.

Otra ventaja de la certificación se refiere al cruce fronterizo efectivo de los operadores de transporte, así como de las mercancías a través de los carriles FAST hacia Estados Unidos.

Almacenaje y responsivas de cumplimiento

La certificación en ISO 9001 para almacén de mercancías no representa burocracia -en palabras de Vargas López-, sino que permite un orden en el envío y recepción de cargas.

Juan Vargas explicó que, para los responsables de recibir mercancías, se estandarizan procesos de revisión de éstas. En este punto, el receptor documenta si el embarque llegó en buen estado o no, con esto, se delimitan responsabilidades para el transportista y el almacenista.

Lo mismo sucede para el embarque de mercancías. Se deben de llenar documentos para establecer el estado en el que se entrega al transportista el producto.

“El almacenista llena una carta porte con fecha, un formato de salida del almacén; tiene que documentar si lo recibió en buenas condiciones, porque si no dice buenas condiciones y la mercancía llega dañada a su destino, la empresa transportista puede deslindarse de responsabilidades e implicar al almacén de resguardo”, comentó.

Con ambos servicios certificados en ISO 9001, las empresas de logística logran una mejor efectividad en la entrega de las mercancías, ya sea en territorio nacional o en trayectos que crucen fronteras.

“Embonas más rápido con los clientes […] hablamos el mismo lenguaje”, finalizó el director de la Zona Norte de Grupo Logistics, quien cuenta con 28 años laborando para esta compañía, que cuenta con clientes como Femsa, Cotsco, Uline, entre otros.