Mexicali, B.C.- Coparmex Mexicali expresó su aprobación ante la propuesta del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, de eliminar a los delegados federales, sin embargo se manifestó en contra de la designación de Coordinadores Estatales del Gobierno Federal.

Así lo dio a conocer Rodrigo Llantada Ávila, presidente del organismo empresarial, al coincidir en un primer punto en el propósito de mejorar la eficiencia y transparencia en el ejercicio de los recursos públicos federales, así como afrontar la corrupción.

“Respaldamos la eliminación de los delegados federales. Más aún, proponemos se analice la desaparición de muchas de las delegaciones cuya existencia no se justifica, y cuyas tareas pueden realizarse a través de convenios de coordinación con los gobiernos locales”, comentó.

No obstante, Llantada Ávila expresó su desacuerdo en la designación de coordinadores estatales, argumentando que no es la solución ante la problemática de corrupción y la aplicación deficiente de recursos.

“La designación de Coordinadores Estatales supondría una involución en la solidez del sistema federal, debilitando los equilibrios y los contrapesos en la relación de los gobiernos estatales y municipales con la Federación”, declaró el titular de Coparmex Mexicali.

El líder empresarial añadió que preocupa que los coordinadores sean los encargados de las acciones de seguridad emprendidas por el Gobierno Federal, lo que pondría en riesgo la cadena de mando en las autoridades militares y la eficacia del mando único del gobernador sobre las fuerzas armadas.

“La concentración del liderazgo de las tareas de más de veinte dependencias federales en una sola persona, supone una pérdida de especialidad y pericia, lo cual podría traducirse en decisiones erráticas”, comentó Llantada Ávila.

Expresó que aún con aptitudes personales sobresalientes, sería muy difícil que el coordinador tenga la capacidad para dar seguimiento puntual a tan amplio número de tareas y dependencias en los Estados.

“Responsabilidades tan disímbolas como impulsar la agricultura y o normar las comunicaciones, mejorar la operación aduanera y la calidad de los servicios de salud, o enfrentar los retos de la seguridad pública y promover las actividades culturales, requieren de conocimientos y competencias muy diversas”, aseguró.