Tijuana-Ensenada.- El déficit comercial se incrementará hasta en un 23 por ciento y las exportaciones caerán en 1 720 MDD.

La imposición de aranceles por parte de Estados Unidos a las importaciones de acero y aluminio por el 25 y el 10 por ciento, respectivamente, afectará a México en el sector industrial y de construcción, advierten analistas y líderes empresariales.

La acción impuesta por el presidente Donald Trump podría vislumbrarse como la futura finalización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), señaló Eliseo Díaz González, investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef), quien realizó un análisis sobre la medida calificándola como una violación flagrante de los principios que guían el acuerdo comercial.

Abundó que las exportaciones mexicanas podrían contraerse hasta en 1 720 millones de dólares, mientras el déficit comercial se incrementaría en un 23 por ciento, pasando de 1 880 a 2 310 millones de dólares.

Trump, refirió el académico, se ha escudado en la supuesta amenaza a la seguridad nacional para restringir el comercio de acero y aluminio, surgida de un estudio denominado “El Efecto de las Importaciones de Acero en la Seguridad Nacional”, el cual arroja que el mercado de acero global está afectado por el crónico exceso de la oferta de China.

Riesgos para México

El riesgo para México, anticipó Díaz González, proviene de reducir sus exportaciones hacia EUA con los impactos previstos en toda la cadena productiva de acero y aluminio, que en 2016 reportaron un valor de 2 150 miles de millones de dólares.

Desde 2005, refirió, el comercio del acero favorece a EUA, con quien México mantiene un déficit comercial, y en dicho producto ascendió a

1 880 millones de dólares en ese año. México no es autosuficiente en materia de acero y debe completar la oferta interna con importaciones.

“La represalia adoptada por México fijando un arancel equivalente a algunos de los productos importados de ese país, la situación puede regresar a otra solución de equilibrio, pero el déficit comercial de México se mantendría, incluso podría incrementarse”, auguró.

El investigador concluyó que el impacto más importante será en la rama industrial productora de hierro y acero, ya que con un arancel del 25 por ciento en las exportaciones se provocará una caída en el PIB del -0.05 por ciento, en tanto que las remuneraciones disminuirían al -0.03 por ciento, y se perderían 6638 empleos, sumando 400 empleos que se perderían en la industria del aluminio, dando una pérdida de 7000 empleos directos en ambas industrias.

Sector industrial en alerta

Luis Manuel Hernández González, presidente del Index Tijuana, destacó que, aunque la tasa de inflación debe considerarse para el sector maquilador, se contempla el explorar otras opciones comerciales con China o la Unión Europea.

“Siempre ha sido opción, la cuestión es que no la hemos explorado por la cercanía de Estados Unidos, pero el euro es más sólido que el dólar”, comentó.

Incremento de costos en la construcción

La proyección de crecimiento para el sector de la construcción para 2018 era de entre el 1 y el 2 por ciento, sin embargo, el incremento del costo del acero transformado revertiría el pronóstico, según el análisis de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

El arancel impuesto por EUA aumentará los precios de los materiales de la construcción derivados del acero y del aluminio, alterando los presupuestos e incrementando el costo final de las obras. Como consecuencia, se prevé el recorte de trabajadores para equilibrar el gasto, planteó César Ramos, presidente de la CMIC Ensenada.

Acorde al estudio que al respecto hizo la CMIC nacional, refirió, afectará 30 diferentes productos de acero, además de que será necesario ajustar a la baja las estimaciones de crecimiento de esta rama, así como la generación de empleos en el país.

Gastan 243 mil millones de pesos en acero

César Ramos detalló que, en 2017, se invirtieron 2.7 billones de pesos, y del total, el 75 por ciento, corresponden al capital privado, mientras que el 25 por ciento a recursos presupuestales.

Conforme con el estudio de cada peso, 45 centavos se distribuyeron en su cadena productiva, es decir, 176 de las 262 ramas de la economía, lo que implicó una derrama de 1.2 billones de pesos en 2017.

De los 45 centavos, el 20 por ciento (8 centavos) se destinaron al consumo de acero y sus derivados, lo que representa un consumo estimado de 243 mil millones de pesos.

La industria representa 6.1 millones de puestos de trabajo directos y 2.8 millones de trabajos indirectos por la actividad de las unidades productivas y la competitividad del país, así como un impacto en los niveles de desarrollo social por la infraestructura que desarrolla.

Eleva acero costos de obra

César Ramos expuso que, además del impacto que sufrirán las exportaciones de acero (calculadas en 1500 millones de dólares anuales), México podría adolecer la pérdida de 50 000 empleos vinculados al sector exportador de acero y aluminio, donde diversos puestos son de calidad y bien remunerados.

Finalmente, el titular de la CMIC expuso que los aranceles impuestos sacarían del mercado a la mayor parte de las empresas mexicanas cuyas exportaciones son destinadas a la manufactura y la construcción en Estados Unidos.