Ciudad de México.- El 51 por ciento de las empresas, afiliadas a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), han sido víctimas de algún delito en el país, denunció su presidente nacional, Gustavo de Hoyos Walter.

 

Afirmó que la proporción de empresas afectadas por la inseguridad ha ido en aumento desde febrero del presente año, cuando se hizo la segunda medición a través de la herramienta “Data Coparmex”, al pasar del 44 por ciento al 51 por ciento.

 

Las cifras dejan ver que “más de la mitad de nuestros socios se han visto afectados por la delincuencia tan sólo el último año”, acentuó en conferencia de prensa.

 

Precisó que los delitos más recurrentes son el robo hormiga, con 23 por ciento; robo de mercancía, dinero o equipo en tránsito, con 16 por ciento; robo total o parcial de vehículo, con 13 por ciento, y daños intencionales a las instalaciones, con 10 por ciento.

 

Le siguen la extorsión a cobro de piso, con 7.0 por ciento; delito informático, con 7.0 por ciento, y fraude bancario, con 6.0 por ciento.

 

Por otra parte, expuso que cerca de 42 por ciento de las empresas socias se ha visto afectada por la corrupción en la realización de trámites públicos, un problema que aumentó en 10 de las 30 entidades monitoreadas con respecto al mes de febrero.

 

Tabasco y Chiapas son las más afectadas, con 67 y 60 por ciento de los negocios que han padecido este delito, refirió.

 

De Hoyos Walther pidió a la actual administración “no bajar la cortina” porque las cifras muestran que aún existen retos muy importantes en materia de corrupción y seguridad.

 

De acuerdo con el indicador ‘Dinero Prófugo’, que considera el capital que según la Auditoría Superior de la Federación no ha podido aclarar o reincorporar a las arcas estatales, se tienen 80 mil millones de pesos ‘extraviados’ a nivel nacional.

 

El dirigente del sector patronal lamentó que Veracruz, Chihuahua y Nuevo León sean las entidades con los montos ‘perdidos’ más altos en nuestro país.

 

Los 80 mil millones de pesos ‘prófugos’ serían más de la mitad de los 150 mil millones de pesos que el gobierno entrante requiere para sostener dos programas sociales más importantes: tutorías a jóvenes y la pensión para adultos mayores, añadió.