Tijuana B.C.-  Los cuestionamientos relacionados con la subcontratación laboral generan dudas.

Los cuestionamientos relacionados con la subcontratación laboral dejan al contribuyente en un estado de inseguridad jurídica al desconocer el alcance de sus obligaciones, señaló Francisco Javier Sánchez Pérez.

El socio director de la firma Asa Defensa y Estrategia Fiscal, mencionó que los distintos criterios asumidos por los órganos jurisdiccionales generaron diversos cuestionamientos relacionados con otras implicaciones legales, por lo que es sin duda importante asesorarse en cuanto a este tema tan polémico.

“Uno de los aspectos a puntualizar es que la figura de subcontratación regulada en la Ley Federal del Trabajo en su artículo 15-A, detalla que ante la ausencia del cumplimiento de las condiciones establecidas, la empresa que contrata los servicios de personal se considerará patrón para todos los efectos de la LFT, incluyendo las obligaciones de seguridad social.

Otro de los aspectos es considerar que la Ley del Impuesto al Valor Agregado dispone en su artículo 14 fracción I, que se considera prestaciones de servicios independientes”, expresó.

En consecuencia, agregó, los servicios de personal contratados a través del outsourcing se consideran gravados en materia del IVA; sin embargo si no se cumple con el 15-A de la LFT, ese IVA no será acreditable.

Indicó que la polémica continuó con la emisión de dos interpretaciones distintas a través de dos jurisprudencias.

Sánchez Pérez, manifestó que resuelto el debate surgieron nuevas necesidades, puesto que ahora para tener mayor control impusieron a ambas partes informar de las operaciones que realizan.

Por lo tanto, para dar cumplimiento con toda esta implementación de medidas, deberán los contribuyentes contar con plena colaboración de quien le presta el servicio bajo el régimen de subcontratación.