Tijuana, B.C.- La economía mexicana ha mostrado un comportamiento positivo, dinámico y balanceado en sus sectores internos y externos, comentó el abogado fiscalista Jorge Pickett Corona acerca del informe que emitió la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) sobre el primer trimestre de 2018.

La dependencia federal expone que, a finales de 2017 y a principios de 2018, se dio una mejora en la economía mexicana que obedece a un dinamismo de la demanda externa, al tiempo que el consumo privado siguió presentando una tendencia positiva, si bien se observó cierta moderación en su ritmo de expansión.

En los primeros meses de 2018, agregó Pickett, la inflación en México exhibió una trayectoria descendente, pues en marzo la inflación general anual se ubicó en el 5.04 por ciento, es decir, 1.74 puntos porcentuales por debajo de la registrada al cierre de 2017.

El informe de la SHCP destaca que el pasado 8 de febrero de 2018, la Junta de Gobierno del Banco de México incrementó la tasa de interés objetivo a un día en 25 puntos base, para ubicarla en el 7.50 por ciento.

“Respecto al cierre de 2017, las tasas de bonos gubernamentales registraron incrementos en la parte corta de la curva de rendimientos, al tiempo que la parte larga de la curva se mantuvo relativamente estable. En el mismo periodo el peso registró una apreciación del 7.4 por ciento”, destaca la dependencia.

El defensor del contribuyente dijo que otro factor económico de apoyo se ubica en la instrumentación de las reformas estructurales que contribuye a elevar la capacidad de resistencia de la economía mexicana frente a los choques externos.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI), en su reciente informe de perspectivas de economía global, prevé precisamente que la economía mexicana se acelere desde el 2 por ciento observado en 2017, al 2.3 por ciento en 2018, y al 3 por ciento en 2019, acotó Pickett Corona.

Además, detalló que el Índice General de Actividad Económica creció un 0.7 por ciento en febrero, respecto de las cifras del mes de enero, según datos y registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Agregó que las actividades terciarias ascendieron un 0.7 por ciento y las secundarias mostraron un avance del 0.4 por ciento, mientras que las actividades agrícolas disminuyeron un 0.6 por ciento en el segundo mes del año respecto de enero, informó el abogado.

En términos interanuales, la actividad económica subió un 2.4 por ciento en febrero contra el mismo mes de 2017, su mayor alza interanual desde agosto de 2017, lo que pone de manifiesto el crecimiento de nuestra economía, afirmó Pickett Corona.

El gobierno de México mantuvo hasta finales de marzo su expectativa de crecimiento para 2018 entre el 2 y 3 por ciento.

El sector de servicios, principal motor de la economía nacional, reportó un crecimiento anual del 2.9 por ciento con base en cifras originales, su mayor expansión desde agosto de 2017, añadió.

Asimismo, el comercio minorista subió un 5.4 por ciento anual, al tiempo que el comercio al mayoreo ascendió al 5.1 por ciento respecto al año anterior.

El abogado fiscalista refirió que el sector manufacturero logró salir de una “mala racha” de cuatro meses de contracciones al registrar durante enero un crecimiento del 0.9 por ciento.

Finalmente, explicó que el sector de la construcción hiló dos meses de crecimiento al reportar una expansión del 4 por ciento anual durante el primer mes de 2018.