Mexicali, B.C.- Producir cerveza nace como hobbie para Jonathan Díaz hasta convertirla en una avanzada en la industria cervecera artesanal .

Siendo el 2010 el punto de partida a raíz de conocer diversas compañías de cerveza artesanal en San Diego, California, Jonathan Díaz de la Peña inició como un hobbie lo que hoy se ha convertido en una Legión, con el orgulloso estandarte de sabor que invita a probar.

Junto a un amigo tomó la decisión de producir cerveza, asumiendo el proyecto con gran curiosidad y con la incógnita de por qué no existían en México lugares para degustar cerveza artesanal como los que hay al otro lado de la frontera.

Jonathan, quien tiene una licenciatura en Negocios Internacionales, entre risas de ironía, narra que el inicio de su aventura dejó de ser un hobbie para vislumbrar, ahora sí, un negocio con objetivos comerciales.

“Estaba por graduarme de la universidad, ver que iba a hacer con mi vida, no tenía idea, y qué mejor que ponerte a hacer cerveza”, comenta.

Considerando una palabra bilingüe que fuera fácil de identificar por comensales mexicanos y estadounidenses, es como se origina Legión, el nombre de la marca.

“Una vez que tomas cerveza artesanal, la comercial ya no te va a saber a nada, entonces te conviertes en parte de un grupo que tienen como un secreto, que saben que hay cerveza mejor y esa es la legión”, añade Díaz de la Peña al ahondar en el nombre de su compañía.

En cuanto al logo de la empresa, explica que se trata de la imagen de un águila, derivado de la legión romana, siempre portado como estandarte al frente de sus ejércitos.