Mexicali, B.C.- Un avance seguro tendrá el Proyecto de Integración Tecnológica Aduanera (PITA) en el estado ante la perspectiva de los cambios que contempla, por lo que Glenda Siono Cota, Gerente de Consultoría al Cliente en World Traffic, sugirió a los usuarios estar atentos a las pruebas que se realicen para normalizar en los choferes la nueva dinámica del cruce aduanal “paperless”, y evitar multas cuando la operación PITA sea obligatoria.

En el marco del “Foro de las Reglas de Comercio Exterior para 2018 y Certificaciones”, realizado por la agencia Aduanal World Traffic, Glenda Siono recalcó que el conocimiento, tanto en la práctica como en los detalles administrativos y técnicos que prospecta PITA, deberá ser motivo para que las empresas se acerquen a la aduana a informarse antes de su aplicación en los próximos meses.

Aún con los constantes cambios y retrasos desde su creación, se espera el inicio de operaciones paulatinamente, funcionando al 100 por ciento en el total de las aduanas del país, esto informado en reunión previa en la ciudad de Tijuana, con el licenciado Guillermo Peredo, Administrador Central de Operación Aduanera.

Indicó, además, que la administración a cargo del programa ha sido abierta al recibir algunas de las propuestas del sector al considerar la posibilidad de que el importador y exportador generen la tarjeta RFID, y no sólo el agente aduanal, evitando la salida de los conductores de la cadena segura. Además explicó que existe una propuesta por parte de la AGA, en presentar por medio del Gafete Único el número de integración de PITA.

La experta en el tema reflexionó sobre los costos en la implementación del proyecto, ahorrando con la introducción de la tarjeta RFDI de un costo aproximado de dos dólares, en sustitución de las seis resmas de hojas con valor de 506 pesos, que equivalen a las 3 000 operaciones que se pueden hacer con tarjeta RFID.

Complementando, la introducción del equipo de grabado y lector oscila entre los 500 dólares; de acuerdo con las indagaciones de World Traffic, una empresa IMMEX mediana tendría una inversión anual que rondaría los 3 600 pesos.

Durante el foro, y en compañía de Leticia Conteras Sánchez, ex Administradora de Certificación y Asuntos Internacionales de Comercio Exterior del SAT, Siono Cota, ahondó en algunos de los causales para la suspensión en el padrón de importadores e indicó que se pueden dividir en cuatro áreas: administrativas, contables, operativas, y causas especiales de exportación.

De igual forma, externó que la organización y división de responsabilidades de cada área en la empresa permitiría formar un esquema interno de supervisión, para evitar incidir en una causal para suspensión de importador.

Por su parte Leticia Contreras, que actualmente se desempeña como Directora de Certificaciones en la Asociación Nacional INCOMEX, expuso algunas recomendaciones para evitar la suspensión, cancelación o requerimiento en certificaciones, tanto de IVA como de OEA.