Ciudad de México.- El robo hormiga dejó pérdidas económicas a las tiendas “retail” por hasta 19 mil millones de pesos durante el 2017, lo que representó 35 por ciento más con respecto al año anterior, aseguró el director general de la empresa Prosegur, Marcos Castillo Amendola.

Este ilícito es todavía el mayor problema al que se enfrentan los supermercados, tiendas de conveniencia y departamentales, al ser un sector que ha crecido 50 por ciento durante los últimos cinco años, argumentó.

Los fines de semana se incrementa en más del 50 por ciento la sustracción de la mercancía, aunque este alto porcentaje fue también visible los días festivos o altas temporadas: 14 de febrero, Día de las Madres, temporada vacacional, el Buen Fin y fiestas decembrina, entre otros, detalló.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) 2016, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), este ilícito tuvo una incidencia de mil 352 casos por cada 10 establecimientos.

“En las bandas dedicadas a este delito se tiene un mayor nivel de eficacia y evitan ser detectadas cuando hay aglomeraciones, pues es más sencillo confundir, despistar y no ser identificados por el personal de seguridad”, comentó.

Ropa, cigarros, alcohol, efectivo de las cajas registradoras, productos electrónicos y artículos para el hogar representan 80 por ciento de lo sustraído por una persona o grupos de hasta 14 integrantes, de acuerdo con el tamaño del establecimiento, aseguró.

Se trata de hombres, mujeres e incluso niños que entran a las llamadas tiendas “retail”, con la aparente intención de comprar, pero retiran los artículos de manera ilícita de los anaqueles o exhibidores, apuntó Castillo Amendola.

Aseguró que los delincuentes suelen operar en los horarios más vulnerables, al abrir y cerrar los negocios, porque es cuando hay menos personal, supervisión, vigilancia y atención en general, además quienes están se enfocan a verificar el funcionamiento de las cajas u otras áreas.

Es cuando ingresan “los farderos” con carriolas o niños en brazos para ocular los productos y bolsas, empaques o cajas de regalo blindas de plomo o aluminio para inhibir las alarmas o detectores de seguridad, por ejemplo, apuntó el directivo de la multinacional.

Del 100 por ciento de los robos cometidos, indicó, el 85 por ciento es cometido sin violencia porque lo hacen sin ser identificados y el 15 por ciento sucede con algún tipo de arma blanca.

Sin embargo, mencionó que quienes son sorprendidos en flagrancia se les obliga a pagar la mercancía y los dejan retirarse, debido a que muchos de los pequeños comercios carecen de recursos económicos para enfrentar el proceso de denuncia, y las personas llevadas al Ministerio Público son detenidos por tres meses u obligadas a finiquitar una multa desde cinco mil y hasta 50 mil pesos.

Debido a esto, Castillo Amendola recomendó a los comercios tener más de dos personas al abrir y cerrar, resguardar la mayor parte de la mercancía de alto valor en exhibidores y tenerlas con controles de seguridad, bajar cortinas o rejas a partir de las 22:00horas, contar con cámaras de seguridad y hacer un constante monitoreo de las mismas.

 

Por Carlos Trejo Serrano