Por Octavio de la Torre de Stéffano

Una grave fuga de capitales causaría la Reforma Fiscal en Estados Unidos en caso de que sea aprobada como la propone el presidente Donald Trump, al bajar la tasa del Impuesto Sobre la Renta Corporativo (ISR Persona Moral)  del 35 por ciento  al 20 por ciento, así como reducciones para las personas físicas. Incluso se prevé que los empresarios que tienen su dinero en México, principalmente en zonas fronterizas, desarrollen estrategias fiscales para poder tributar en la Unión Americana con un 10 por ciento menor de tasa, lo cual tendría un mayor impacto que la misma terminación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Los Republicanos presentaron la iniciativa de reforma fiscal, la cual trae consigo diferentes ejes rectores ordenados por el presidente Donald Trump. Mientras, la agenda política mexicana se concentró en la aprobación de la Ley de Ingresos,  la carrera a las elecciones presidenciales, las vacantes en la PGR, la Fiscalía especializada para atención de delitos electorales y la Fiscalía Anticorrupción, pero no debemos perder de vista que en caso de aprobarse la propuesta fiscal de Trump, generaría una situación que trascendería más que la propia cancelación del TLCAN.

Algunos datos que nos serviría conocer para retomar algún plan “C” de mejora a nuestro sistema tributario nacional de manera inmediata se los presentaré a continuación:

La tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) en México es del 30 por ciento, por lo que, el 20 por ciento que ofrece la administración de Trump sería muy atractivo para los inversionistas, y con ello Estados Unidos repatriar capitales, reduciendo la recaudación en México y debilitando la moneda nacional.

Con datos recabados por la Asociación de Industriales de Mesa Otay (AIMO), TLC Asociados, diversos consultores en EUA, Gobierno Federal en México e información pública, es posible consolidar un comparativo para entender mejor la dimensión del atractivo fiscal que cada vez está más cerca:

Concepto                                   EUA                                México

  • ISR Personas Morales      20 por ciento             30 por ciento
  • Flujo directo                      25 por ciento              30 por ciento
  • Depreciación inmediata                        Sí                             No*
  • Repatriación de capitales     5-12 por ciento         8 por ciento

Otro incentivo de la reforma en proceso de aprobación en EUA para personas morales, es el que permite una tasa impositiva de una sola ocasión a la repatriación de capitales, para activos en el extranjero de empresas estadounidenses, esto es 5 por ciento de impuesto para activos no líquidos, y 12 por ciento de impuesto para activos líquidos.

También se crea una nueva tasa única de 25 por ciento para empresas de flujo directo, así como controles para que individuos de altos ingresos incorporen este tipo de empresas para pagar menores tasas impositivas.

Por otro lado, proponen aumentar de manera significativa el monto de la deducción estándar en el caso de las personas físicas en EUA. Si comparáramos el escenario actual en ese país, encontraríamos que permite una deducción del ISR de 12,700 dólares (234,950 pesos aproximadamente), pero con la iniciativa se podría deducir hasta 24,000 dólares (444,000 pesos aproximadamente), un incremento considerable.

No es menor que en esa jugosa reforma propongan reducir los renglones del Impuesto sobre la Renta en el caso de las personas físicas, es decir, anteriormente se contemplaban 7 renglones con diferentes tasas de impuesto considerando su nivel de ingreso, la nueva propuesta sólo maneja 4 grandes niveles de ingresos y tasas.

Si bien los ingresos promedios de una persona física en EUA y México no son comparables, el observar la brecha tan grande que existe entre éstos, marca el camino que debemos de analizar para incorporar políticas fiscales que reduzcan el impacto de la reforma o que posicionen a México como un país competitivo. El gobierno mexicano deberá entender las nuevas reglas del juego, por lo que podría ser una oportunidad para que se trabaje en una verdadera reforma fiscal. Es necesario impulsar una reforma integral en México en ISR, IVA, impuestos especiales y deducciones inmediatas de activo fijo, y reducir el gasto público del gobierno.  De no actuar México a tiempo, se sufrirían las consecuencias en el crecimiento económico, y se perdería miles de empleos.

Columnista de Opinión

Octavio de la Torre de Stéffano, es Presidente de la Región de Norteamérica de la Confederación de Operadores Económicos Autorizados de Latinoamérica, España y el Caribe (COALAC) y es Presidente del Corporativo TLC Asociados S.C