Ensenada.- La carrera genera una derrama económica por 3 millones de dólares.

Considerada la mejor carrera deportiva de motor en el mundo por la revista USA Today, la Baja 1000 celebra 50 años de emoción y de impulso al turismo en Baja California.

Para la celebración del evento que genera una derrama económica calculada en 3 millones de dólares, promotores y autoridades, prepararon una serie de festejos e incluso se crearon seis cervezas artesanales conmemorativas, que evocan

paisajes bajacalifornianos.

El presidente municipal de Ensenada, Marco Antonio Novelo Osuna, manifestó que esta distinción de la tradicional carrera fuera de camino, coloca en alto al municipio y contribuye

a la promoción de la ciudad como un gran destino turístico.

Destacó la consolidación de grandes empresas automotrices, las cuales ponen a prueba tecnología utilizada en vehículos que participan en estos eventos.

La celebración de la carrera de las 1000 millas, se realizará en toda la península bajacaliforniana, contando con más de 350 equipos de países como Italia, Alemania, Francia, España, Japón, Brasil, Canadá, Guatemala y el anfitrión México.

 

Inspira Baja 1000 creación de cervezas

Una serie de seis cervezas artesanales, edición especial, fueron presentadas como parte de los festejos por el 50 aniversario de las carreras

Off Road.

– Ojos Negros –Stout-: Su textura representa los extensos valles, y las notas a chocolate, las complejas montañas que rodean este ícono de la ruta. Llegar aquí  es el primer reto de la carrera y sus aires limpios nos conducen al emblemático Mar de Cortez.

– Zoo Road –IPA-: Su amargor representa el gran reto de motos y vehículos al cruzar esta área clásica  de la ruta; en contraste a su frescura y aromas tropicales, las increíbles vistas del Mar de Cortez son la puerta al inhóspito desierto.

– El Arco –Amber Ale-: El balance entre malta y lúpulo evocan la unión del norte y sur de la península. Su estilo intermedio representa la mitad de la ruta y su carácter refleja la transición de la ruta con secciones de alta velocidad hacia el Valle de los Cirios.

– La Purísima – Blonde Ale-: De sabor ligero, refrescante  y agradable aroma, un espectacular oasis de sabor después del desierto. Icónica y mística sección de la carrera, que resguarda culturas nativas y paisajes mágicos. Excelente para disfrutar un día soleado.

– Punta Conejo –Pale Ale-: Su cuerpo ligero representa las extensas playas de la última sección de la ruta, la malta el reto de cruzar imponentes talcos de arena y su fresco aroma nos despide de la costa hacia la meta.

– Lands End –Session IPA-: Refrescante, crítica y de buen cuerpo, un júbilo de lúpulos y pasión. El balance perfecto para celebrar tu conquista de la península. Es tiempo de relajarse con el equipo, la familia y amigos.