Un total de cinco proyectos de construcción están contemplados para Mexicali, informó Alfredo Gómez Ramírez, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Baja California.

Expuso que el organismo que encabeza ha trabajado de la mano con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y con el Consejo de Desarrollo Económico (CDEM), con el propósito de bajar recursos para impulsar dichas obras, que representan un monto aproximado de 780 millones de pesos.

“Ya están en el portafolio de proyectos de Gobierno del Estado, esperando que se asignen recursos”, detalló, agregando que se trabaja en formalizar un convenio entre el gobierno estatal, CMIC, CCE y CDEM, para que se otorgue un 3 por ciento a las cámaras, derivado de las obras pactadas y con el objetivo de generar un banco de proyectos.

Las obras contemplan cuatro vialidades de las más importantes en la capital del Estado. “Vamos a ubicarnos en la calle 9na de Palaco con Periferico, es hacer esa vialidad en sección tipo boulevard, tres carriles con acotamiento, luz de led, algo muy similar a lo que se hizo de Lázaro Cárdenas a carretera a San Luis”, comentó Gómez Ramírez.

El trabajo también incluye la extensión de la vialidad hasta Islas Agrarias, contemplando un entronque con el anillo periférico, comprendiendo así dos de las cinco obras.

“Otro proyecto que también impulsamos es de donde está el Arroyo Hondo hacia calzada Cetys, hacia el aeropuerto, pasando por la papelera San Francisco, que también es una vialidad con muchísimo tráfico vehicular y mucho tráfico pesado”, expuso el presidente de CMIC.

Un paso a desnivel, dijo, sería otra de las obras a realizarse, con ubicación en boulevard Lázaro Cárdenas y calzada Venustiano Carranza, donde se localiza una vuelta inglesa que ya se vio rebasada.

El quinto y último proyecto de este paquete, detalló, es la continuación de la calzada Manuel Gómez Morín poniente, comprendiendo aproximadamente 2.5 kilómetros.

Alfredo Gómez puntualizó que dichas obras son prioritarias puesto que la ciudad consta de vialidades en pésimo estado, rebasadas por la falta de mantenimiento y de inversión.