MEXICALI, B.C.- Con 16 años de historia en Mexicali y 2 mil 450 colaboradores, Masimo es punta de lanza en desarrollo de tecnología.

 

Considerada como empresa líder en la manufactura médica en Mexicali, Masimo sigue apostando por el desarrollo del capital humano así como la generación de tecnología aplicada a la producción de dispositivos médicos no invasivos que son utilizados para el monitoreo del nivel de oxígeno en la sangre, pulso cardíaco, hemoglobina, monóxido de carbono y actividad cerebral, entre otros.

 

Un 9 de abril del 2001, Masimo abrió sus puertas en el Parque Industrial Palaco en la capital del estado, con una planta con superficie de 15 mil pies cuadrados y una plantilla de nueve empleados. Desde ese año a la fecha, Masimo opera bajo el esquema shelter con el grupo IVEMSA.

 

Hoy por hoy, esta compañía ha demostrado su interés inquebrantable por mantener altos estándares de calidad y flexibilidad en la producción y le ha valido el reconocimiento de su corporativo ubicado en Irvine, California.

 

Este reconocimiento se ha traducido en el crecimiento de sus operaciones en México, pues el año pasado, Masimo se expandió a la ciudad de San Luis Río Colorado, Sonora, lo cual implicó más oportunidades de trabajo.

 

Se inició con 150 personas en una primera fase y en la actualidad se tienen contratados a más de 1000 operadores.

 

La planta de Mexicali también se ha expandido con 2 mil 450 colaboradores en cuatro turnos en distintos horarios y goza de buen prestigio en el trato a su personal.

 

«He podido capacitarme en el corporativo de Irvine en Estados Unidos, para traer nuevos proyectos a mi ciudad, me gusta mucho los trabajos que se hacen aquí», explicó Oralia Margarita Martínez Rojas, quien se desempeña como operadora especializada desde hace más de ocho años en la compañía.